Luego de la renuncia de Evo Morales, quien denunció un golpe de estado "cívico, político, policial" de parte de la oposición y las organizaciones cívicas, la central sindical y las Fuerzas Armadas y de seguridad, se desataron una ola de disturbios en varias ciudades del país que incluyeron incendios, saqueos y ataques a casas, entre ellas, una propiedad del propio ex presidente.

Entraron a la casa de Evo y se robaron varias pertenencias.

Las principales regiones en las que se reportaron episodios de violencia fueron La Paz, El Alto y Cochabamba. En esta última ciudad, en la localidad de Villa Victoria, fue donde se produjeron graves destrozos en la vivienda de Morales causada por un grupo de desconocidos, de acuerdo a lo emitido por la emisora local Red Uno.

El sábado, un grupo de manifestantes había vandalizado la casa de Ester Morales Ayma, la hermana del presidente boliviano, quemando parte de la edificación.

 

Además, se registraron denuncias de saqueos e incendios en todo en El Alto, uno de los bastiones políticos del ahora ex mandatario, y también en varios barrios de La Paz, donde un grupo de manifestantes opositores a Morales quemaron un ataúd con el nombre del mandatario.

En tanto, la Alcaldía de La Paz denunció que una turba prendió fuego 15 colectivos del servicio municipal de transporte que se encontraban en una instalación, en el barrio de Kupillani.

LEÉ MÁS:  Bolivia: Evo Morales denuncia que lo quieren detener

A través de Twitter, el alcalde paceño, el opositor Luis Revilla, manifestó: “Denunciamos que grupos organizados por diputados y candidatos del MAS por la zona sur y El Alto están asaltando las estaciones de @LaPazBUS, del Hospital La Portada y amenazando las casas de las autoridades municipales. Estamos presentando las denuncias penales respectivas”.

El también opositor Waldo Abarracín difundió un video denunciando que “una turba de masistas quemó y destruyó" su casa. “Mi familia y yo nos encontramos bien y en un lugar seguro. Esta acción criminal demuestra el carácter violento y delincuencial del Movimiento al Socialismo. Esto no me acallara, seguiré denunciando las injusticias y la corrupción”, dijo el rector de la Universidad Mayor de San Andrés y miembro del Comité Nacional de Defensa de la Democracia.

El domicilio del ex ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, también fue violentado por desconocidos que robaron documentación, según manifestó por teléfono a la televisión.

Pero no solo funcionarios recibieron ataques, sino que también la violencia se trasladó a los periodistas. “No puedo hablar ahora, pero es cierto”, contestó la presentadora de Televisión Universitaria, Casimira Lema, cuando el portal Urgente.bo le consultó por teléfono si su casa había sido incendiada.

LEÉ MÁS: ¿Quién debe asumir la presidencia en Bolivia?

En Achumani, en el sur de La Paz, donde se encuentra el periódico Página Siete, un diario crítico de Morales que escribió en su portal "ante la ola de terror que se ha desatado en la ciudad de La Paz, el periódico Página Siete suspende sus labores por seguridad”.

En las calles también hubo incendios y destrozos.

La sede de la embajada de Venezuela en Bolivia, ubicada también en La Paz, fue tomada por encapuchados, según informó la jefa de la legación, Crisbeylee González. “Con dinamita, encapuchados con escudos han tomado la embajada de Venezuela en Bolivia, destacó.

Ver más productos

El beato Bartolomé Fanti, en el recuerdo de lglesia católica.

La iglesia recuerda hoy al beato Bartolomé Fanti

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos