Un nuevo suceso de extrema violencia ocurrió en los últimos días. Un hombre fue a un local de comida rápida, se enojó porque le pusieron mucha mayonesa a su sándwich y mató a una de las mozas. Además, otra empleada resultó herida y se encuentra internada en grave estado. La policía local logró arrestar al asesino en cercanías del establecimiento.

El hecho sucedió este domingo en Atlanta, estado de Georgia, en Estados Unidos. Un hombre de 36 años fue a un local de una reconocida cadena de comida rápida, que se especializa en sándwiches. El cliente armó su orden como quería y pidió consumir la comida en el lugar.

Al recibir su pedido, se dio cuenta que su sándwich tenía "demasiada mayonesa". Esto desató la furia del sujeto, quien decidió ir a quejarse con las empleadas que prepararon su orden. Al no obtener la respuesta que deseaba, reaccionó sacando su arma y comenzó a dispararlas a los empleados del lugar, en particular enfocó su ira hacia las dos camareras.

Una de las mujeres, de 26 años, falleció por las heridas de las balas que disparó agresor, mientras que su compañera, de 24 años, resultó herida de gravedad y lucha por su vida en un hospital.

Luego de que trascendiera la noticia, se conoció que el trágico hecho sucedió justo cuando el de 5 años de una de las víctimas estaba en el lugar. Según confirmaron las autoridades, el pequeño resultó ileso, pero deberá recibir terapia por haber estado en el lugar de los hechos.

Por su parte, el dueño del local de la cadena de sándwiches habló ante los medios locales de Atlanta y reconoció que no podía creer que algo un incidente con mayonesa provocara ese cruel crimen. “Me rompe el corazón saber que alguien tiene la audacia de apuntar un arma y dispararle a alguien porque su sándwich tiene demasiada mayonesa”, aseguró el empleador que además contó que ambas camareras llevaban un par de meses trabajando en ese local.

La policía de Atlanta informó que una de las empleadas murió y la otra está herida de gravedad. Además, detuvieron al agresor.

Tras el tiroteo, la policía de Atlanta desplegó un operativo para atrapar al cliente sospechoso de matar a la mujer. De ese modo, los oficiales lograron atrapar al agresor en cercanías del local de comida rápida y hasta el momento no revelaron la identidad del sujeto.

Por último, este crimen sucedió cuando en Estados Unidos volvió ponerse en el centro del debate la portación de armas de particulares. De hecho, el propio presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reforzó el control de armas, en medio de la polémica por el fallo que se discute actualmente en ese país.

Ver comentarios