Continúa la búsqueda de desaparecidos.

Un ferry con 251 pasajeros a bordo se hundió este jueves durante una tormenta en la costa oriental de Filipinas, con un saldo de cuatro muertos y 11 personas desaparecidas.

El naufragio ocurrió alrededor de las 11:00 de la mañana hora local (la 1:00 en la Argentina) cuando las autoridades recibieron la llamada de emergencia de la nave, identificada con el nombre MV Mercraft 3, de acuerdo a lo informado por el capitán Armand Balilo, vocero de los guardacostas.


Más de 200 pasajeros y tripulantes fueron rescatados y puestos a salvo después de que la nave volcara y se hundiera.

"El viento se levantó de repente y el barco se vio obligado a detenerse cuando la proa comenzó a llenarse de agua. Los pasajeros corrieron hacia un lado justo antes de volcar", contó a la radio local DZMM el estudiante Donel Mendiola, uno de los pasajeros a bordo.

"Algunos de nosotros nadó, pero vi a algunas personas mayores que aparentemente ya estaban muertas", agregó.

Janet Balili, miembro del consejo local, dijo a la cadena de televisión ABS-CBN que 11 personas siguen desaparecidas, según recogió el diario local Manila Times.

La televisión mostró imágenes de los rescatistas trasladando a los heridos a un hospital, mientras se observaban cuatro bolsas para cadáveres en el suelo.



El transbordador había partido por la mañana de la provincia de Quezon con dirección a la isla Polilio, en la región central del archipiélago, y naufragó a unos 70 kilómetros al este de Manila, informó la agencia de noticias EFE.

El vocero de los guardacostas dijo que los equipos de rescate tienen órdenes de continuar la búsqueda durante la noche para encontrar más sobrevivientes, según el diario local Philippines Star.

Las autoridades costeras coordinan con la Marina de Filipinas las operaciones de rescate, en la que participaron varios aviones militares y barcos de pesca.

Los accidentes marítimos en Filipinas, un archipiélago enclavado en el mar de la China Meridional, se cobran cada año decenas de vidas, la mayoría en naufragios causados por el mal tiempo, el incumplimiento de las normas de seguridad, el defectuoso mantenimiento de los equipos o la sobrecarga.

El suceso más grave en la historia moderna de la navegación comercial sucedió en Filipinas en 1987, cuando el transbordador Doña Paz zozobró en aguas de Leyte tras colisionar con un petrolero y murieron 4.341 personas.

Fuente: Télam