Una azafata de Philippine Airlines publicó en Facebook su primera experiencia amamantando a una bebé a bordo de un vuelo después de que a su madre se le acabara la leche. La publicación se viralizó rápidamente y recibió una ola de comentarios agradeciendo a la empleada y criticando a la madre.

La publicación tuvo más de 117.000 "me gusta" y fue compartida más de 20.000 veces en solo 24 horas.

Se trata de Patrisha Organo, de 24 años, que se acercó a la madre consternada porque se había quedado sin previsiones para su hija recién nacida y se ofreció a alimentarla con su propia leche, que reservaba para su hija de nueve meses.
 

La empleada agradeció los miles de halagos.


Si bien los usuarios celebraron el hecho, otros criticaron a la mamá por "irresponsable". Y se preguntó: "Bien por vos ... ¿Pero quién no toma lo suficiente para su bebé? ¿Era la primera vez que la mamá viajaba o algo así?".

Otro comentó: "Felicitaciones a la azafata, pero debería ser una lección para la mamá. ¿Se quedó sin leche? ¿De verdad? Lo primero que se hace es la valija y estarse seguro de tener suficiente comida/leche y pañales para un vuelo de larga distancia... ¿Y si no hubiera nadie disponible para amamantar a su bebé?".
 

La azafata con su hija.


Otros usuarios de Facebook, más alarmados, criticaron a la mujer por permitir que una extraña amamantara a su bebé con el riesgo de contraer una enfermedad.

"Perdón, pero ¿Cómo podría estar segura de esta mujer? Es una historia maravillosa, pero no creo que pudiera hacer eso con mi hijo, es un gran riesgo", concluyó.

La publicación