El escándalo que desató en Hungría la difusión de grabaciones y videos de dirigentes políticos en orgías con prostitutas y supuesto consumo de drogas impactó de lleno en la política magiar y el principal afectado fue el gobernante Fidesz, del primer ministro Viktor Orban, cuya hegemonía política de una década quedó en jaque al perder en todo el país las recientes elecciones de concejales y alcaldes.

Si bien la filtración de las grabaciones y videos involucraron a diputados, alcaldes y políticos de varios partidos, la peor parte la llevó Fidez, que de la mano del conservador Orban construyó su poderío electoral de casi una década con políticas contra la inmigración y una férrea defensa de la cultura cristiana de Europa y los valores familiares tradicionales.

LEÉ TAMBIÉN: Reeligen a un alcalde que fue filmado en una orgía con prostitutas

Fidez fue derrotado en las elecciones de alcaldes y concejales del último domingo en más de 3.000 localidades de las 19 provincias húngaras, incluída la estratégica alcaldía de Budapest , donde el candidato opositor Gergely Karacsony se impuso con el 50 por ciento de los votos sobre el oficialista István Tarlós, un aliado directo de Orban.

En las últimas semanas de campaña, la prensa local informó sobre varios escándalos que estallaron en la recta final, como la filtración de un video que mostraba a un diputado socialista hablando de prácticas corruptas junto a una mesa en lo que se veía algo que parecía ser una raya de cocaína.

Poco después, aparecieron grabaciones y fotografías en las que se veía al alcalde de Györ, apoyado por el Fidesz, participando en orgías sexuales en un yate en Croacia.

Algunos políticos del Fidesz dijeron al portal 24.hu que la oposición pudo movilizar mejor a sus votantes por los escándalos, mientras que otros criticaron a la dirección de la formación y aseguraron que se analizaron mal las tendencias de simpatía hacia los partidos, según informó el portal népszava.hu, citado por EFE.

Para estas elecciones la oposición húngara decidió unirse por primera vez en cooperaciones de coaliciones opositoras locales desde el centrista Momentum, hasta la izquierda del Partido Socialista, la Coalición Democrática, Párbeszéd (Diálogo) y el ecologista LMP, pero en algunos casos hasta la extrema derecha del Jobbik.

Para Karacsony, esta cooperación entre partidos opositores es el único camino a seguir con miras a ganar las elecciones parlamentarias de 2022.

El mapa político de Hungría, desde las elecciones municipales de 2006 y hasta el domingo pasado, estaba pintado de naranja (el color de Fidesz) y, pese a que Orban aún conserva dos tercios del Parlamento, perder grandes centros urbanos, sobre todo Budapest, significa una dolorosa derrota.

El golpe que sufrió el partido de Orban en las urnas despertó las primeras críticas internas en el Fidesz contra la dirección de la formación que gobierna con mayoría absoluta desde 2010 e incluso contra el mismo Orban, que concentra el poder interno del partido.

"Nos hemos convertido en blandos y acomodados", declaró un intelectual de Fidesz de la ciudad de Eger, donde el partido ultranacionalista gobernaba hasta el domingo pasado desde hace trece años, consignó EFE.

"Espero fuertes conflictos y que Orbán inicie una limpieza dentro de sus círculos", recalcó un analista político a la agencia de noticias española.

Tras el resultado electoral, Karacsony declaró que le gustaría mejorar la relación entre Budapest y el gobierno.

"No nos estamos preparando para la guerra, sino para la construcción cooperativa, a partir de mañana construiremos una ciudad verde, solidaria, transparente y que funcione con buena reputación", concluyó Karacsony, citado por la cadena CNN.

Orban aceptó la derrota y manifestó que desde el partido "tomamos nota de este resultado, todo lo que podemos decir es que estamos listos para cooperar en interés de las personas que viven en el país y en Budapest", según informó la cadena CNN.

De todos modos, el primer ministro recordó que su partido aún tiene la mayoría parlamentaria.

Ver más productos

Santa Cecilia, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Cecilia de Roma

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos