Lo que era un video para sus seguidores, terminó siedo un testimonio crudo del abuso sexual al que fue sometida. El hecho ocurrió el 19 de enero pasado, cuando Jasmine Eiland, de 30 años, fue al Opera, un popular boliche de Atlanta, Estados Unidos, para un concierto del cantante de hip-hop August Alsina.

Mientras transmitía el recital en vivo por Facebook, bailaba y canta a gusto junto a un hombre. Sin embargo, durante la filmación va perdiendo el control de si misma. Finalmente, se la ve desnuda pidiendo ayuda, repitiendo a gritos “alguien ayúdeme” y “detente”. Llorandosiguió grabando el video en tiempo real.

Luego del ataque, la mujer denunció a los propietarios del lugar, compañías de seguridad y personal que trabajaba en el boliche. En el juicio, además, presentó la grabación irrefutable del hecho.

La demanda presentada en la corte estatal del condado Fulton dice que el club no proporcionó seguridad adecuada, cuando la joven dijo que fue agredida sexualmente en la pista de baile y otra vez en una zona aislada, vedada al público.

Tras hacerse pública la denuncia, Opera Atlanta, el boliche denunciado, comunicó en sus redes sociales que el club había proporcionado policía con “todo lo solicitado” y que apoyaría la investigación en cualquier forma que pudiera.

"En este momento nos hemos puestos en contacto con el Departamento de Policía de Atlanta, y hemos provisto todo lo que nos fue solicitado. Continuaremos apoyando la investigación en toda forma que podamos. Hemos solicitado encarecidamente derogar cualquier otra pregunta al Departamento de Asuntos Públicos de la Policía de Atlanta", dice el comunicado.