En un discurso transmitido por su perfil oficial de Facebook, Luiz Inácio Lula da Silva declaró "Estamos viviendo algo como el nacimiento del nazismo, de gente que se basa en las mentiras, acusando al resto, vemos que no es política, no queremos asustarnos".

Esta fue la primera reacción a los balazos contra dos colectivos de la caravana del Partido de los Trabajadores, que acompañan al precandidato presidencial opositor para los comicios de octubre. "No podemos permitir que después del nazismo y el fascismo estos fanáticos quieran hacer política ofendiendo al otro, a las mujeres, decir que los negros e indios son vagos, subrayó.

Esta afirmación fue en alusión al ultraderechista Jair Bolsonaro, quien había calificado a los afrodescendientes que viven en los "quilombos", comunidades surgidas para escapar de la esclavitud, como gente que se la pasa sin hacer nada.

El ex presidente dijo que espera que las autoridades locales y nacionales, sean golpistas o no, garanticen la seguridad y el derecho de transitar libremente por el país.