Un automóvil embistió deliberadamente este jueves a peatones en Melbourne, la segunda ciudad más grande de Australia, hiriendo a 19 personas, algunas de gravedad, anunciaron las autoridades locales. 

La policía del estado de Victoria anunció haber detenido al conductor del vehículo, que "atropelló a 19 peatones” en un punto muy concurrido del centro de la ciudad a las 16.30 hora local, 5.30 de la mañana de nuestro país. 


"En base a lo que hemos visto, creemos que es un acto deliberado. Se desconocen las motivaciones”, dijo a la prensa el comandante Russell Barrett de la policía del estado de Victoria. 

Los servicios de emergencia “atendieron y trasladando al hospital” a 19 personas, algunas gravemente heridas, señaló por su parte el servicio de ambulancias de Melbourne. 

El canal de televisión Sky News Australia afirmó que un menor de corta edad con una herida en la cabeza había sido hospitalizado en estado grave. 


La televisión explicó, citando a testigos, que un Suzuki Grand Vitara con dos hombres en su interior embistió a la multitud y no dio señales de haber intentado reducir la velocidad. 

"La gente salía despedida"
 
La policía pidió a través de Twitter a los testigos que suban a un sitio en internet las imágenes de que puedan disponer para ayudarlos con la investigación. 

Una testigo, identificada como Sue, relató a la estación de radio 3AW de Melbourne que había oído gritos antes de ver cómo la “gente salía despedida por todos lados”.

"Oímos un ruido y cuando miramos a la izquierda vimos un coche blanco que atropellaba a todo el mundo”, explicó la mujer.  "La gente salía despedida por todos lados. Oímos pum, pum. La gente corría por todas partes”

Otro testigo, llamado John, dijo a ABC Radio Melbourne que vio un “vehículo deportivo que se aproximaba a gran velocidad”"Solo escuché la colisión con la gente con bolsas y lo que parecían carritos de la compra, espero que no fueran coches de niños”, narró el testigo.  "Nunca vi nada como esto antes y no he parado de temblar", reconoció el joven. 

Con el correr de las horas, y tras las primeras investigaciones,  un australiano de origen afgano con antecedentes de uso de drogas y enfermedad mental fue detenido este jueves tras atropellar con una camioneta a varios peatones en una de las calles más transitadas de Melbourne, en un hecho que dejó 19 heridos, entre ellos el citado nene en estado de gravedad, y que al parecer no estuvo vinculado con el “terrorismo”, informó la policía.

El jefe de policía de Melbourne, Shane Patton, dijo en conferencia de prensa que no había ninguna evidencia ni información de inteligencia que indicara que el incidente haya sido un atentado islamista, pero agregó que la policía de todos modos cree que fue un acto deliberado.

Oficiales de la unidad de contra terrorismo seguirán a cargo de la investigación para asegurarse que no haya ninguna conexión con el extremismo, agregó Patton.

El conductor del vehículo, de 32 años, fue detenido luego de haber embestido a una veintena de transeúntes sobre la calle Flinders Street a las 4:45, cuando cientos de personas hacían sus compras para Navidad, dijo Patton.

Un segundo hombre de 24 años también fue detenido en el lugar mientras filmaba con su celular minutos después del incidente, pero la policía cree ahora que no tuvo relación con el hecho.

El conductor de la camioneta, un australiano de origen afgano conocido por la policía, con un historial de abuso de narcóticos y trastornos mentales, fue detenido por un agente fuera de servicio y trasladado a un hospital bajo custodia policial, agregó el jefe policial.

Patton no identificó al conductor, que iba solo en el vehículo, pero el diario The Herald Sun, que citó a fuentes de la investigación, dijo que su nombre es Saeed Noori

De las 19 personas heridas, 15 estaban estables y cuatro en estado crítico, incluyendo a un nene de edad preescolar, prosiguió Patton.

Más temprano, el comandante de policía Russell Barrett dijo a periodistas en el lugar de los hechos que el motivo del incidente no quedó inmediatamente claro, pero agregó que “en este punto, creemos que fue un acto deliberado”, informó la cadena CNN.

La vocera de la policía del estado de Victoria, Natalie Webster, dijo que el conductor fue detenido por un agente fuera de servicio que sufrió heridas en un hombro y una mano durante el forcejeo con el sospechoso y fue trasladado también al hospital.

Testigos describieron escenas horrendas luego del incidente, que comenzó cuando la camioneta cruzó con el semáforo en rojo frente a la estación de trenes de Flinders Street, aceleró y chocó a los transeúntes antes de estrellarse contra una barrera de tránsito cerca de una parada de tranvía.

"Yo estaba cruzando Flinders Street en dirección a la estación de tren. Oí un motor que aceleraba y un golpe”, dijo un hombre que se identificó sólo como David en declaraciones al canal ABC TV.

El testigo agregó que se dio vuelta y vio a “personas que literalmente volaban por los aires a medida que eran alcanzados”. Otro hombre contó cómo el conductor, vestido con jeans y una remera, parecía estar inconsciente.

"La policía lo golpeaba, tratando de despertarlo. Lo sacaron del auto por el lado del acompañante”, dijo el testigo a ABC TV, sin identificarse.  "Lo sacaron del auto apuntándole con una pistola en el pecho. Lo arrastraron...parecía inconsciente”, agregó.

El primer ministro, Malcolm Turnbull, emitió un tuit en el que calificó el incidente de “impactante” y dijo que rezaba por las víctimas y por los que las atendían.

La policía dijo que agentes adicionales fueron desplegadas en la zona y que el sitio fue acordonado como escena del crimen.

"La policía seguirá teniendo una presencia fuerte esta noche en Melbourne CBD", dijo Barrett, usando el nombre que se da al centro de la ciudad australiana.