Desde el centro de pronósticos de Uruguay indicaron que este tipo de fenómenos se viene dando de dos a tres al año en los últimos años, aunque aún no se ha realizado un estudio más profundo del tema. El último se había registrado a fines del 2016 en Rocha. 

“No es más que un vórtice que se desarrolla sobre una superficie marítima, se hace visible y es de muy corta duración”, complementaron finalmente.