En un acuerdo que la propia empresa calificó como "histórico", Uber aceptó que el sindicato británico GMB represente a unos 70 mil conductores que trabajan para esa plataforma virtual de transporte de pasajeros.

"Uber y GMB unirán sus fuerzas para mejorar las normas de trabajo flexible en el sector", declaró el grupo estadounidense en un comunicado. "Mediante un acuerdo de negociación colectiva, el sindicato representará a los conductores en todo el Reino Unido", agregó.

Como parte del acuerdo, GMB y Uber negociarán el sueldo mínimo, las vacaciones, los planes de jubilación y otros aspectos como la cobertura sanitaria y la seguridad de sus choferes.

 

 

La delegación de su representación en el sindicato será voluntaria para los trabajadores. Ellos "tendrán la libertad de escoger si, cuándo y dónde conducen (para Uber), y tendrán la opción de ser representados por GMB", añadió el comunicado.

En febrero, la Corte Suprema británica había reconocido que  los conductores pueden ser considerados “trabajadores” y, por tanto, recibir los beneficios sociales correspondientes. Lo hizo ante un pedido de unos 20 conductores que reivindicaban ese status en base a la cantidad de tiempo que pasan conectados a la aplicación y al sistema de evaluaciones que aplica la empresa, lo que configura un virtual control de sus actividades.

 

 

El GMB es un sindicato que nuclea a unos 620 mil trabajadores de diversas áreas del país, entre ellas comercio, industria, escuelas, seguridad social y empleados de la administración pública. Fue fundado en 1924 y de a poco absorbió a distintas áreas de la actividad laboral.

"Este gran acuerdo podría significar un primer paso para condiciones de trabajo más justas para millones de personas", comentó Mick Rix, responsable nacional de GMB.



 

 

Ver comentarios