Un misteriosa bola de fuego cruzó el cielo, a toda velocidad, sobre tres ciudades de Estados Unidos y más de 30 personas reportaron haberla visto y oído. El fenómeno se desintegró y cayó sobre el estado de Luisiana, al sureste del país norteamericano, según informó la NASA.

El hecho sucedió el miércoles pasado alrededor de las 8 de la mañana. Decenas de vecinos de las ciudades de Arkansas, Mississipi y Luisiana aseguraron que un "meteoro" iluminó todo el cielo y causó un fuerte estruendo. 

Este fenómeno fue reportado por varios residentes del condado de Clairborne en Mississippi y otras áreas vecinas, según reveló NASA. El objeto fue detectado inicialmente 87 kilómetros sobre el río Mississippi, muy cerca de Alcorn.

El "bólido", según los científicos, se desplazó con rumbo suroeste de Estados Unidos a una velocidad de 88.500 kilómetros por hora, fragmentándose al descender en la atmósfera terrestre. Finalmente se desintegró a unos 55 kilómetros sobre un área pantanosa al norte de la comunidad de Minorca, en el estados de Luisiana.

Una de los testigos del hecho le confirmó al medio Vickburg Post que escuchó un "ruido fuerte", miró hacia arriba y vio “una bola de fuego naranja del tamaño de una pelota de baloncesto, con una cola blanca”, el objeto se movía al oeste hacia el río Mississippi.

En tanto, otro testigo destacó que le llamó la atención de que fueran tan pocas las personas  que lo avistaron. Sobre todo teniendo en cuenta que el cielo estaba tan claro y agregó que percibió que “son más los que lo escucharon que los que lo vieron”.

Por su parte, la agencia de emergencias del condado Claiborne hizo un posteo en Facebook, en donde confirmó que hubo un fuerte estruendo, pero desmintieron que la Estación Nuclear Grand Gulf estuviera involucrada en el hecho.

“Ciudadanos del condado Claiborne, los funcionarios locales están al tanto del ruido fuerte escuchado en todo el condado. Informamos que la Estación Nuclear Grand Gulf Nuclear no estuvo involucrada en este acontecimiento y el sitio es seguro. No hay amenaza para el condado y no es necesario tomar medidas. informaron.

Por último, NASA reveló que la fragmentación de la bola de fuego generó suficiente energía para provocar perturbaciones que se sintieron en tierra, con estruendos y vibraciones. En su pico máximo, "el bólido fue 10 veces más brillante que una luna llena". Además, expresaron que seguirán investigando a este fenómeno.