Una mujer de 49 años se recuperó milagrosamente de coronavirus, tras estar 40 días internada en terapia intensiva en el hospital Memorial Santilla de Georgia, en Estados Unidos, y despertó justo antes de que los médicos le desconectaran el respirador artificial.

"Antes del 27 de septiembre, que es el día en que ingresé al hospital, tenía una salud prácticamente perfecta", aseguró Lisa Martin, la mujer que logró vencer al Covid-19 y despertarse de un coma inducido justo antes de que le desconectaran el respirador.

La emocionante historia de Lisa Martin, de 49 años, comenzó cuando ella y su esposo Jeff Martin dieron positivo por coronavirus en septiembre pasado. Con el pasar del tiempo, la situación de la mujer empeoró y debió ser hospitalizada.

 “Finalmente le dije a Jeff, 'Me duelen mucho los pulmones', y le dije: 'Tengo que ir a Urgencias'. Cuando fui a la sala de emergencias, pensé que estaría allí por un par de horas", relató Martin en una entrevista al medio First Coast News.

De esta forma, los especialistas debieron poner a Martin en coma inducido durante 30 días y la conectaron a un respirador durante 40 días.

 A pesar de los esfuerzos que los médicos hacían en terapia intensiva para que se recuperara, "la máquina no podía satisfacer sus necesidades de oxígeno", sostuvo su esposo Jeff. "Cuando entré en la habitación, tenía los ojos abiertos y fijos, y los médicos dijeron que no creían que lo lograría", consideró.

Por ese motivo, la familia había acordado desconectarla del respirador, ya que la señora no daba buenas respuestas. Además, Lisa había sufrido un derrame cerebral mientras estaba en coma.

Justo el día que se iba a realizar la desconexión, Jeff notó que los ojos de su esposa comenzaron a mirarlo y lo seguían por la habitación. Martin también podía mover su mano.

"Casi tres meses y medio de mi vida, es una especie de amnesia. No lo recuerdo", contó Lisa Martin, quien al salir del coma, debió aprender nuevamente a caminar y hablar, a causa del derrame que sufrió.

Ahora, la mujer aseguró que debe usar oxígeno las 24 horas del día y tiene que "caminar con un andador o una silla de ruedas durante largas distancias". "Los médicos creen que debería recuperarme por completo", contó Lisa.

La familia de Martin cree que su recuperación es nada menos que un milagro con un regreso a casa que nadie esperaba.