@jorgecicu 

El "súper martes" de las Lebac pasó dejando, según dijo el ministro Luis Caputo, "un voto de confianza" en la marcha de la economía argentina y en el gobierno. La renovación del 100 por ciento de estas letras, sumada a la colocación de nuevos bonos y la baja en la cotización del dólar, llevaron este martes a que voceros del gobierno festejaran el freno a "la fiebre verde" y a la corrida cambiaria con intenciones "golpistas", según definió Lilita Carrió.

Se salió airoso del temido "súper martes". ¿A qué costo? ¿Cómo sigue la historia? Pese al freno que se le puso este martes a la carrera alcista del dólar, en menos de tres semanas hubo una devaluación del peso del 20 por ciento. Esto, lo reconoció el propio ministro Nicolás Dujovne, se trasladará a los precios. En definitiva, una mayor inflación para este año.

La de abril fue del 2,7 por ciento. Y en mayo, donde incidirá el aumento de tarifas y el traslado a los precios del aumento del "verde", puede rondar los tres puntos. Después de junio comenzará a llegar, en cascada, el incremento en el precio de los combustibles. Más inflación.

Las tasas que superan el 40 por ciento anual traen una merma en el nivel de actividad. Las pequeñas y medianas empresas sufren horrores a la hora de buscar un crédito. Menor actividad es menos empleo, o sea, menos consumo. Junto con el aumento de la inflación y la menor actividad, que ha reconocido públicamente el propio ministro de Hacienda, se está a la espera del programa de ajuste que reclamará el Fondo Monetario Internacional para otorgar el préstamo que necesita el gobierno.

Una nueva ola de despidos de empleados estatales es una perspectiva posible frente a este acuerdo, al igual que una baja en los ingresos de los jubilados, pensionados y beneficiarios de planes sociales. El optimismo que se respiraba este martes en algunos despachos oficiales por haberle puesto un freno a la corrida cambiaria de las tres últimas semanas, tiene como contrapartida su costo social. De alguna manera, pasar los problemas para más adelante. Para mañana. Para el día después del "súper martes".