El deterioro del nivel de vida de los jubilados visibiliza una imagen dramática. La "evolución" que han tenido los haberes jubilatorios demuestra cómo se ha perdido el bienestar, especialmente en los que cobran la mínima, quienes necesitan casi tres jubilaciones para poder llegar a cubrir la Canasta Básica.

Es indignante que por parte de la dirigencia política no tengamos una clara respuesta que nos ayude a alivianar y paliar un poco este dolor y sufrimiento a la que ustedes nos han llevado. Ustedes saben bien que no lo merecemos por todo lo que hemos dado a través de nuestro trabajo, dedicación y esfuerzo.

 

Lejos quedaron los tiempos de campaña donde nos aseguraban que las jubilaciones iban a ser incrementadas en un 20%. Nada de esto ocurrió, y a cambio nos dieron aumentos y bonos de sumas que volvieron a ser insuficientes. Nos empujaron a la indigencia total. 

Por eso, queremos remarcarles que para acceder al aumento que verdaderamente y legítimamente nos merecemos no es por falta de dinero, sino por el gasto y despilfarro estatal que ustedes instalaron. ¿Cómo es posible que los jubilados, que cobramos la mínima no llegamos ni a la sesta parte de ese sueldo, después de haber trabajado toda una vida, tengamos que sufrir tanto?  

Sepan señores políticos que, de seguir con esta tesitura, es difícil para el país. En Argentina es muy elevado e ineficiente el gasto público y no es justo que la población y los sectores más vulnerables tengan que pagar con ajustes e impuestos, para poder sostenerlo.

Por si no lo sabe la clase política, es urgente que se realicen reformas estructurales como por ejemplo el achicamiento del aparato estatal, reformar el sistema previsional, una baja impositiva, una gran apertura comercial, una reforma educativa y laboral para que de esta manera se pueda lograr y promover el progreso y desarrollo económico del país.

Necesitamos que en algún momento mejore el nivel de vida de todos los argentinos. Así que, por favor, dejen de aprovecharse de la paciencia y de la tranquilidad de la gente, porque se los vamos hacer notar y cobrar con las herramientas legítimas que tenemos y que es a través del voto.

 

Entonces, muchos de ustedes van a tener que dar un paso al costado y acabar con sus ambiciones políticas. De esa manera tendremos justicia de aquellos que pronuncian cuando juran: “Sí, juro. Si así no lo hiciereis, que Dios, la Patria y el Pueblo os lo demanden”.

Para contactarse con Jorge Dimuro, enviar mail a amilcardimuro@hotmail.com.ar o al teléfono 1154655008.

Ver comentarios