El actuar de la clase política deja mucho que desear en estos tiempos y nos lleva siempre a tener sospechar, ya que pretenden mostrarnos lo que están haciendo como una gestión exitosa, aunque en realidad estén muy lejos de ser lo que verdaderamente deberían ser. 

Sepan, señores políticos, que ustedes son los únicos privilegiados de esta sociedad, mientras que el resto tenemos que estar preocupados y ocupados, para buscar la forma de poder sobrevivir como consecuencia de los gobernantes, que, con sus pésimas y malas intenciones de sus gestiones, nos han llevado a la miseria e indigencia total. Y hoy los que sufren son los jubilados, quienes trabajaron la mayor parte de sus vidas y que con una inusitada crueldad de abusos y atropellos se ven totalmente perjudicados en todos sus derechos que implementan con sus sistemas inmorales por su ambición de poder absoluto.

La mayoría de los jubilados ven cómo hacen beneficencia y se financia la famosa justicia social, recibiendo estos beneficiarios subsidios con un mayor porcentaje de los que ganan los trabajadores pasivos, cometiendo con los mismos una aberrante y terrible injusticia.

Los jubilados, siempre son los que padecen las consecuencias y burlas por las decisiones que los distintos gobiernos de turnos toman cuando les dan bonos y aumentos miserables, por los índices nefastos de las fórmulas de movilidad jubilatoria.

Les pregunto si no les da vergüenza a la degradación que nos someten mes a mes, cuando van a cobrar sus miserables haberes los pasivos de este país, que tienen que hacer largas colas y esperar horas y horas en las distintas entidades bancarias, soportando el frío o el calor y ni que hablar cuando tienen y necesitan la atención médica. Y después el hecho de pasar por el consultorio médico y soportar luego las mentiras que siguen pregonando de que "los remedios son gratis", aunque se sepa que eso es una gran falacia, porque en la mayoría de los casos solo ofrecen descuentos para los mismos.

Se necesitan más de tres jubilaciones mínimas mensuales en este país para no ser pobres, entonces me pregunto en qué estado se encuentra actualmente un jubilado que percibe $37.000, ¿quieren que se los diga? en la indigencia total. 

Con este ejemplo sobra y basta para asegurar que los jubilados están condenados a vivir pobres y a morir por la pobreza. La casta política está originando con este proceder la anticipada muerte de muchos jubilados. Hoy ser jubilado es un castigo en este país

Ver comentarios