acaballero@cronica.com.ar 
@analiacab 

Hace mucho que para sobrevivir en Argentina se requiere un poco de suerte y mucha, mucha fe. No necesariamente del tipo religioso, porque es injusto achacarle a la Divinidad que uno elija la culpa de lo que nos pasa como país. Si la campaña para las PASO fue feroz pero "coral", la que atravesamos ahora de cara a las elecciones de octubre adquirió un tono binario -las voces cantantes son las de Mauricio Macri y Fernández'>Alberto Fernández- y llamativamente calmo.

Tanto el Presidente en ejercicio que busca su reelección como el candidato favorito tras ganar las primarias muestran un denodado esfuerzo por rapiñar esa porción del electorado que votó a "los otros". En un claro ejercicio de mesura autoimpuesta, este jueves ambos "titanes" del ring político actual respiraron por un rato el mismo aire, ya que participaron del seminario Democracia & Desarrollo organizado por un medio colega, pero se las ingeniaron para no cruzarse ni regalarnos la foto más esperada del año.

Por el lado de Macri, a su ya conocido discurso de reconocimiento de errores y pedido de disculpas por el ajustazo de estos años -"entramos en un proceso recesivo que ha sido muy duro, agotador y desgastante"- le sumó el admitir que "ha habido un voto por bronca". Pero, hombre que odia perder al fin, recordó que en 2015 también había quedado abajo por 15 puntos en las PASO y luego revirtió el resultado.

Envalentonado, aseguró, apelando a la esperanza, que "los próximos cuatro años son los que dan vuelta la historia de la Argentina definitivamente. Para eso tenemos que lograr lo que el club de escépticos cree imposible, que es llegar a segunda vuelta y ganar". Chau humildad.

Su contrincante pone las energías en atomizar la instalada teoría de que el FMI y los mercados "le temen" a una victoria de su fórmula con Cristina Fernández y también reconoció -¿lo hará de corazón?- errores como haber criticado feo al presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

"Me dejé llevar, por eso paré", explicó sobre su mote de "misógino" de hace pocos días para con su potencial futuro par. El freno de mano se convirtió en el control más utilizado por estos días.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Pedro Damián)

La Iglesia recuerda a San Pedro Damián

La Vengadora, de Florencia Canale, su último libro.

"Me veo tomada por las historias que escribo"

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El ex ministro de Economía y candidato presidencial, Roberto Lavagna (Nahuel Ventura/Crónica).

¿Roberto Lavagna se suma al gobierno de Alberto Fernández?

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

Ver más productos