Marcelo Villalba le había regalado el celular de Anahí a su hijo. (Facebook)

El ADN hallado en el cuerpo de la joven Anahí Benítez pertenece a Marcelo Villalba, uno de los acusados y detenidos por el crimen de la joven que había desaparecido de su casa el pasado 29 de julio y a los seis días encontraron su cuerpo semienterrada en una reserva de Lomas de Zamora.

Según confirmaron fuentes policias, "en el hisopado anal se encontró ADN positivo con Villalba", luego de que se determinara que la víctima había sido drogada con un potente sedante que le pusieron en la comida. 

Villalba fue el segundo detenido, acusado de encubrimiento agravado, debido a que su hijo, de 17 años, dijo que le había regalado el celular que, en realidad, le pertenecía a Anahí.

E. acusado quedó imputado por el abuso sexual de la joven. La última semana se determinó que la jove. asesinada fue abusada sexualmente y los investigadores sospecha. que en el hecho habría participado más de una persona.