La Justicia difundió los fundamentos de la condena a prisión perpetua dictada hace un mes contra Naim Vera Menem, el femicida que en marzo de 2020 asesinó a Brenda Micaela Gordillo en un departamento de la capital de Catamarca.

El criminal la descuartizó, quemó sus restos en una parrilla y los esparció por diferentes espacios para ocultar el hecho.

Según los fundamentos de la Cámara Penal de Primera Nominación, Vera decidió ponerle fin a la vida de la joven” de 25 años “porque ella le había dicho que estaba embarazada y no accedió al pedido de él de abortar, lo que le impediría continuar con su proyecto de vida”.

Eso representaba para el femicida, en lo inmediato, comenzar sus estudios universitarios en la vecina provincia de Córdoba.

Dicho de otra manera, la mató por ser una mujer que supuestamente estaba embarazada y le estorbaba en su proyecto de vida”, precisó la Justicia.

Vera Menem, de 19 años al momento del crimen, utilizó a su favor la asimetría física que existía, basada en su mayor estatura, su peso de 85 kilos y su condición atlética, frente a una joven de contextura pequeña.

El 14 de mayo, la Justicia de Catamarca condenó a prisión perpetua al joven de 19 años.

El tribunal de la Cámara Penal N°1, luego de siete días de debate, emitió esa sentencia por "homicidio doblemente calificado por mediar una relación de pareja y por femicidio".

Crónicas policiales: todas las noticias de hoy