Daniel Ludueña, es el acusado y único detenido por el crimen de la nena de 4 años Abril Sosa. Vivía en una pensión a la vuelta de la casa de ella, ubicado sobre calle Tisera que cuenta con tan solo una pieza de 3x3, con una puerta de chapa y en su interior tiene una cama, una cocina pequeña, un armario y una ventanita.

Allí habría agredido sexualmente a la menor, cometido el crimen y trasladado el cuerpo en un bolso hasta un baldío de Alta Córdoba.

Pensión del presunto asesino.

Vecinos apedrearon el lugar, por lo que la guardia de Infantería se encuentra custodiando el sitio.

El lugar fue apedreado por vecinos.

La madre, Mayra Sidra dijo que el presunto asesino "compartía mesa con la familia". En tanto, el padre de la nena, Cristian Sosa, aseguró que el hombre tiene una "mente muy enferma".

Ludueña es el único detenido.

También aseguró que Ludueña lo ayudó a buscar a su hija "cuando él mismo la tenía". A su vez, dijo que el acusado "alquilaba a la vuelta". Finalmente, recordó que "desde el día cero le dijimos a la Policía quiénes podían ser”. 

El asesino era amigo del padre de Abril Sosa.