El pasado 27 de octubre, Nélida Fátima Sérpico salió de su casa para ir a votar y no regresó.

Esta mujer, que se hizo conocida publicamente porque buscó durante 5 años por el barrio Rivadavia I y la villa 1-11-14, emplazada en el Bajo Flores, al asesino de su hijo (Facundo Caimo, condenado a 15 años de cárcel en agosto de 2014 por el Tribunal Oral en lo Criminal N°1) simulando ser adicta al paco, situación que la llevó a sacarse los dientes, era intensamente buscada por familiares y amigos, y en la tarde de este martes fue encontrada a salvo cerca del Hospital Ramos Mejía, en el barrio porteño de Balvanera.

El descendiente de la mujer fue ejecutado en diciembre de 2005, cuando tenía 16 años, tras enfrentarse a golpes con Caimo, y aunque salió ileso de citado combate, fue ejecutado por este en venganza.

Su lucha es un verdadero ejemplo de amor y fuerza.

Cabe aclarar que Sérpico tenía un pedido de captura, emitido el pasado viernes, y fue gracias a esto que agentes de la División Búsqueda de Personas de la Policía de la Ciudad dieron con su paradero, tras realizar tareas especiales para localizarla.

Según pudo averiguar cronica.com.ar, al momento del hallazgo la mujer "estába lúcida y se mostró consciente de que la estaban buscando".

Una vez puesta en resguardo, los uniformados intervinientes comunicaron la situación a la Fiscalía Criminal y Correccional N° 18 a cargo del fiscal, Marcelo Ruilopez quien ordenó realizar los registros de rutina al tiempo que la familia de la Sérpico fue notificada.

Detalles previos a su aparición


Ver más productos

Santa Roselina, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Roselina

El presidente Alberto Fernández se quedó "frío" con la decisión del funcionario.

La primera renuncia en el gobierno de Alberto Fernández

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos