Gracias a un allanamiento que se concretó en el sur del conurbano bonaerense, los pesquisas policiales lograron detener a un individuo, quien era buscado por haber abusado sexualmente de su hija, a quien comenzó a violar cuando la niña tenía sólo cuatro años. El degenerado, a su vez, mantenía amenazada a la inocente criatura para que no lo delatara con su madre. La nenita debió soportar la odisea entre 2016 y 2021.

Voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que el sospechoso, de 40 años, fue apresado como saldo de un operativo que se realizó en una finca situada en la calle General Alvarez, en la localidad de Bernal, en el sur del Gran Buenos Aires.

 

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, las diligencias estuvieron supervisadas por el doctor Alejandro Marcelo Ruggeri, fiscal de la Unidad Temática de Delitos Sexuales, quien le encomendó la realización de los procedimientos a servidores públicos destinados en la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de la zona.

Trascendió que el expediente se abrió como consecuencia de una denuncia que radicó la progenitora de la nena y ex pareja del sujeto.

 

Al respecto, los funcionarios determinaron que la menor era violada por su padre cuando concurría de visita al domicilio habitado por el hombre, quien la obligaba a consumar aberrantes actos y que la amenazaba para que no le dijera a su madre la tremenda situación que debía padecer. Se comprobó en las tareas investigativas que los ultrajes en perjuicio de la nena empezaron cuando tenía apenas cuatro años, extendiéndose los mismos entre 2016 y 2021.

 

Por razones legales, no divulgaremos los datos filiatorios de las diversas personas implicadas en lo acontecido.

En forma preventiva, la causa penal fue caratulada oficialmente “Abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo”.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios