El esposo de Lourdes Espíndola, la oficial de la Policía Bonaerense baleada por dos motochorros mientras esperaba el colectivo en Ituzaingó, les habló directamente a los malvivientes y asesinos de su mujer.

"Al delincuente que seguramente me está mirando le digo, arrepentite cabezón. Vení y hablá conmigo. Contáme cómo fue y que Dios te perdone, papá. Te llevaste mi angelito, que Dios te perdone", dijo Fernando Altamirano.

El hombre, también policía, aclaró que van a despedir a Lourdes "como se merece, con todos los honores". "¿Tres horas de viaje todos los días para ir a trabajar y terminar así?", se preguntó, visiblemente conmocionado.

"A partir de hoy, voy a luchar por toda la seguridad y policías del país. Para que tengan un buen sueldo y no nos pase más esto. Voy a pelear para que no haya ningún ciudadano ni policía menos", concluyó Altamirano.

Lourdes tenía 25 años y era madre de un nene de 6 años. Salió de su trabajo en la estación peaje Quintana en la localidad bonaerense de  Ituzaingó y se dirigió a la parada de colectivos donde dos motochorros le efectuaron un disparo que ingresó por el esternón, le perforó un pulmón y le dañó la carótida. La intención de los malvivientes era robarle el arma reglamentaria.

Las declaraciones de Fernando
 

Ver más productos

San Pedro Nolasco, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Pedro Nolasco

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos