Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

La localidad bonaerense de Rafael Castillo, en el partido de La Matanza, se convirtió en escenario de un tremendo suceso, ya que un humilde joven, de 20 años, fue salvajemente asesinado a cuchilladas y después los criminales arrojaron su cadáver a la vía pública, desde un carro tirado caballos. Pesquisas policiales lograron detener por el caso a 2 individuos.

Voceros de los tribunales de La Matanza revelaron a cronica.com.ar que la infortunada víctima fue identificada como Brian Agustín Frechero, de 20 años.

Trascendió que el hecho se produjo días pasados, aunque se conoció en las últimas horas, se descubrió cuando los integrantes del Comando Patrulla (C.P.) de La Matanza, a raíz de un llamado al número telefónico de emergencias 911, localizaron el cuerpo sin vida y ensangrentado del muchacho en el cruce de Méndez de Andes y Varela.

Habitantes del vecindario aseguraron que el cadáver había sido arrojado de un carro que era tirado por equinos.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el occiso presentaba heridas de arma blanca en la región torácica.

Gracias a los distintos datos que fueron aportados por la gente del barrio, los servidores públicos de la comisaría de Rafael Castillo (3ª Oeste de La Matanza) realizaron varios procedimientos y de esta manera apresaron, por el ilícito, a 2 sujetos, de 24 y 27 años, quienes habrían agredido a la víctima como saldo de una violenta discusión.

Intervino en la causa el doctor Claudio Fornaro, fiscal de la Unidad Temática de Homicidios del departamento judicial de La Matanza.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a Santa Angela de Mérici

La Iglesia recuerda a Santa Angela de Mérici

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos