El recuerdo de una infidelidad habría sido el detonante que terminó con un asesinato entre hermanos en San Juan. Todo sucedió en un asado familiar en Paredes, en la localidad de 25 de Mayo, cuando un antiguo resentimiento entre William (22) y Christian (26) desató la tragedia.

Después de varios vinos, el menor de los hombres empezó a reclamarle al mayor una infidelidad de este con su pareja. En principio la pelea fue verbal, pero rápidamente se invitaron a pelear fuera de la casa. Fue entonces cuando los hermanos se tomaron a golpes de puño en el fondo del domicilio y William aplicó un certero puntazo con un cuchillo de carnicero en el costado de su hermano.

La herida fue mortal ya que lesionó uno de sus pulmones. Huyó, pero fue detenido minutos más tarde en el domicilio que ocupaba junto a su pareja en el Barrio Santa Rosa.