Una cámara apostada cerca del lugar del ataque a los funcionarios del Congreso, filmó la brutal agresión a tiros sufrida por Miguel Yadón, muerto camino al hospital, y Héctor Olivares, el diputado riojano que pelea por su vida. 

El video se mostró en el marco de la conferencia de prensa brindada por la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, quien dijo que esa cámara no es monitoreada sino que solo registra los hechos. 

En las imágenes se ve cómo Yadón (de blanco) y Olivares, vestido de negro, aparecen caminando y al llegar a la altura del auto gris estacionado atrás del micro, el diputado gira su cabeza hacia el vehículo.

Acto seguido, se ve el fogonazdo de los disparos que terminan con la vida de Yadón, y también hieren a Olivares, que logra caminar unos pasos, sentarse en un pilar y pedir ayuda a un ciclista.

Lo que llama poderosamente la atención, es que no rematan a Olivares y el tiempo que el auto con sus ocupantes permanecen en el lugar.

Uno de los presuntos sicarios, vestido de negro, luego se va caminando mientras que otro de azul se sube al asiento del conductor y se va con total tranquilidad.

Lo insólito además es que antes que el auto arranque, irrumpe en escena un efectivo de la Policía de la Ciudad que se pone al lado de Yadón para asistirlo.

Ver más productos

Cuarentena y conocimiento ¿Cómo funciona nuestro cerebro?

Cuarentena y conocimiento ¿Cómo funciona nuestro cerebro?

Cuarentena, encierro y libertad

Cuarentena, encierro y libertad

Se extiende la cuarentena: consejos para sobrellevar el encierro

Se extiende la cuarentena: consejos para sobrellevar el encierro

Días en casa: aprendé astrología

Días en casa: aprendé astrología

Consejos para cuidarnos en tiempos de cuarentena

Consejos para cuidarnos en tiempos de cuarentena

En momentos de cuarentena la receta es aprender a cuidarnos

En momentos de cuarentena la receta es aprender a cuidarnos

La historia del robo del siglo

La historia del robo del siglo

Necesitamos un Ruido de Magia

Necesitamos un Ruido de Magia

Ser hincha es contagioso

Ser hincha es contagioso

Un relato de Academia

Un relato de Academia

Ver más productos