Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Como saldo de un allanamiento, los investigadores consiguieron detener este domingo por la noche a uno de los dos motochorros que, este sábado, asesinaron a balazos, en un asalto, al subteniente Héctor Gabriel Quiroga, de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. El individuo, que se había tiroteado con la víctima, presentaba el roce de un disparo en una de las manos.

Los voceros de la Justicia revelaron a cronica.com.ar que el marginal fue apresado luego de un operativo que se concretó en Villarreal al 6900.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, las diligencias estuvieron a cargo de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de Moreno – General Rodríguez, y de las comisarías 1ª de Moreno y de Villa Zapiola, quienes establecieron que el criminal presentaba el roce de un proyectil de arma de fuego en la mano izquierda.

Tal como publicamos, el hecho se produjo a las 21 del sábado en el cruce de Enrique Larreta y El Gorrión, en una rotonda de La Reja, cuando el oficial estaba en compañía de su hijastro, oportunidad en la que aparecieron en escena dos sujetos provistos de armados de fuego y que se movilizaban a bordo de una motocicleta negra.

Con gran rapidez, el subteniente, de 41 años, resolvió ofrecer resistencia al asalto y comenzó a forcejear con ambos motochorros, con quienes se enfrentó a balazos, hasta que cayó mortalmente herido.

Quiroga, que se desempeñaba en la comisaría de Francisco Alvarez, falleció al haber sido alcanzado por dos certeros disparos en el tórax, según establecieron los peritos la Policía Científica.

Habitantes del barrio dijeron que el oficial habría llegado a efectuar al menos dos disparos con su pistola 9 milímetros.

Intervino en la causa el doctor Federico Martín Soñora, fiscal de la Unidad Funcional N° 4 de los tribunales de Moreno – General Rodríguez.