< /p>


El sospechoso de haber asesinado y calcinado a dos hombres en Villa Fiorito y que luego murió tras atrincherarse en su casa y tirotearse con los policías que lo iban a detener había sido condenado a 4 años de prisión por robo agravado y tenía otras dos causas penales en proceso, informaron fuentes policiales.

Se trata de Carlos Esteban González, a quien el 28 de octubre de 2010 el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 de Lomas de Zamora lo condenó a dicha pena en una causa por "robo agravado por el uso de arma de fuego, en poblado y en banda" inic iada en febrero de 2007 en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 14 del mismo departamento judicial.

Fuentes policiales informaron que en agosto de 2014, tras cumplir esa sentencia, González quedó imputado en otra causa por "robo" investigada por la UFI 8 de Lomas de Zamora y que hasta hoy no había tenido resolución.

Mientras que en julio de 2017, al ex convicto se le inició otra causa penal en la UFI 14 lomense por "tenencia ilegal de arma de fuego y encubrimiento", dijeron los informantes.

En tanto, voceros judiciales explicaron que González tenía problemas de adicción ya que durante las más de cinco horas que duró la negociación entre él y el Grupo Halcón para que desistiese de su atrincheramiento le envió vía Whatsapp, videos a un amigo en los que se lo podía ver drogándose.

Las mismas fuentes agregaron que en esas imágenes también se lo observaba al ahora fallecido con tres armas de fuego con las que efectuó ocho disparos antes de ser alcanzado en la cabeza por uno de los cinco tiros efectuados por los policías que irrumpieron en su casa para detenerlo.

De acuerdo a estos voceros, a raíz del ataque de González, un perro de la Policía sufrió heridas de bala y un oficial recibió un impacto en su chaleco antibalas y resultó ileso.