Una aberrante situación se vivió en la ciudad de Santiago del Estero, donde una mujer de 40 años acusó a su exconcubino de haberla agredido y amenazado, luego de que discutieran porque ella no le permitió llevarse al hijo de ambos (4) debido a que el sujeto se encontraba ebrio y se conducía en motocicleta.

“Volvé mañana cuando estés sano y lo verás al chiquito, así no”, le manifestó ella, lo cual motivó el enojo del individuo, quien le aplicó una cachetada en el rostro, para luego amenazarla con aplicarle golpizas si llegaba a verla con otro hombre.

En tanto, tras ocurrido el hecho en el barrio Borges de dicha localidad, la mujer requirió una perimetral a la policía para evitar "más problemas a futuro".