Los vecinos de la pareja que fue asesinada a puñaladas por su hijastro drogadicto, Edgardo Roberto Martínez de 22, en una vivienda de la ciudad bonaerense de Ezeiza manifestaron a Crónica el enojo e indignación que sienten tras enterarse del doble crimen.

"Sabíamos que Edgardo tenía problemas con las drogas pero nunca lo vimos en una situación extraña. Parecía ser un buen chico, respetuoso", dijo una vecina a nuestro medio.

En cuanto a las víctimas, Dionisio Martínez de 56 años y Silvia Alejandra Gómez de 49 años, manifestó: "Eran una pareja amorosa. Adoptaron a Edgardo cuando era chiquito, lo trajeron desde una provincia del país. La mujer no podía tener bebés. Lo criaron con todo el amor del mundo".

En tanto, otro grupo de vecinos optó por defender el honor del acusado pese a las pruebas en su contra y se atrincheraron en la puerta de la vivienda donde se cometió el crimen, situada en la calle Urquiza 273.

"Queremos que el caso se resuelva en la Justicia y pedimos que se respete el dolor de la familia. Se acaban de morir dos personas", expresaron.