Una estancia ubicada en la provincia de Salta y lindante con la quebrada internacional fue allanada por gendarmería nacional luego de varias denuncias de contrabando de aceite comestible. Para esta maniobra utilizaban una manguera que transportaba el líquido

Durante el allanamiento se secuestraron los siguientes elementos: dos escopetas, cartuchos calibre 16, tres bases radiales móviles, 8 cámaras de seguridad, diferentes chapas patentes de vehículos, documentaciones varias de interés para la causa; piezas metálicas (blocks de motores, con pedido de secuestro.

Los delincuentes transitaban por pasos no habilitados. 

También una importante cantidad de kilogramos de soja en bolsas de arpilleras; un tubo de polímero de dos pulgadas y media de cien metros de largo utilizado para contrabando de aceite comestible desde Argentina a Bolivia.

De la operación, tres personas, dos varones y una mujer, quedaron supeditados a la causa, pero en libertad. El juez mandó destruir los puentes existentes sobre la quebrada internacional que son usados como pasos no habilitados para facilitar el contrabando de mercaderías.