El hecho ocurrió en una quinta de Parque Pereyra.

Cuarenta personas de nacionalidad boliviana, entre ellas 18 menores, fueron rescatados tras haber sido explotados laboralmente en una quinta del Parque Pereyra de Berazategui. Los allanamientos se realizaron a raíz de la denuncia de una maestra que vio las manos quemadas de una alumna. Hay una familia argentina detenida.

Las manos de la nena herida.

La docente notó las heridas de una menor y realizó la denuncia en una comisaría de la ciudad bonaerense. En ese momento, comenzó la investigación y los allanamientos. Niños, adolescentes y mayores fueron traídos engañados desde Bolivia y eran explotados laboralmente. 

Secuestraron armas de fuego, municiones, dinero en efectivo y bidones.

Detuvieron a una familia argentina por el hecho. Se cree que una organización tenía en Bolivia una red para captar a familias que no tenían trabajo y las traían al país mediante falsas promesas.

"Traían desde Bolivia a familias enteras para trabajar en el campo pero la realidad era que los hacían vivir en chozas y galpones sin los servicios mínimos y con 12 o 14 horas de trabajos", confirmaron fuentes policiales. 


Agregaron que en los campos usaban agroquímicos muy peligrosos, los cuales serían los causantes de las heridas de la piel de la menor descubierta por la maestra. "Esas sustancias son altamente nocivas, pueden provocar hasta cáncer", expresaron. 

Para concluir, describieron: "Vivían en condiciones infrahumanas. Sin agua caliente y se alimentaban muy mal". 

Fueron liberadas 40 personal, entre ellas 18 eran menores de edad. Los afectados están siendo atendidos y asistidos por personal especializado. Secuestraron armas de fuego, municiones, dinero en efectivo, bidones, envases de fertilizantes, líquidos para fumigaciones y polvos con distintos grados de toxicidad. 

Interviene en este hecho la U.F.I y J N° 1 del Departamento Judicial de Quilmes.