Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Pesquisas policiales lograron detener, en la localidad bonaerense de Moreno, a un peligroso sicario de una banda de narcotraficantes, conocido con los apodos de El Perro o Chucky Chan, quien era buscado de manera intensa desde 2012, por haber asesinado salvajemente a balazos a un hombre, cuyo cadáver colocó en un tacho con cal; y por haber decapitado sin piedad, amputado las manos, quemado y embolsado a un niño, de 6 años, quien era uno de los hijos de la primera de las víctimas. El caso, de características verdaderamente horrendas, se debió a una escalofriante venganza consumada en dicho distrito del Gran Buenos Aires y organizada por una siniestra banda de peruanos relacionados a la venta de cocaína.

Los voceros del departamento judicial de Moreno – General Rodríguez afirmaron a cronica.com.ar que el malviviente, llamado José María, de 44 años, apodado de esta manera y con antecedentes por ilícitos en Misiones, fue apresado como saldo de un allanamiento, que se realizó en una finca situada en López Bouchardo al 100, casi en el cruce con San Andrés, en el Barrio San Carlos; mientras que también hubo operativos en 2 viviendas ubicadas en Perú al 7800, en la misma zona.

Chucky Chan era buscado por los asesinatos de Domingo De Palma, de 47 años, y de su hijo, Marcos De Palma, de 6.

Se comprobó que el delincuente mató al hombre, quien trabajaba como transportista y vinculado al negocio de las grúas, porque se habría quedado con un camión que estaba cargado con drogas y que habría escondido en una logística, instalada en Pilar, y que también, aparentemente, era utilizada para ocultar vehículos robados por piratas del asfalto.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el asesinato Domingo fue consumado en un taller de chapa y pintura, en el cruce de San Carlos y San Luis, que era propiedad de un narcotraficante alojado en la Unidad Penitenciaria de Lisandro Olmos.

Tal como publicamos en su momento, el cadáver de Domingo, con un impacto de arma de fuego en la región craneana, apareció el 24 de julio de 2012 en un predio de Leonardo Da Vinci al 3300, en el Barrio Las Catonas, tras haber sido colocado en un tacho con cal.

Mientras tanto el cuerpo del menor fue localizado el 27 de julio de 2012 en un descampado, a 300 metros del Camino de la Ribera y el río Reconquista, observándose que se encontraba decapitado, sin manos y dentro de una bolsa plástica, con signos de quemaduras.

Trascendió que al chico lo mataron porque siempre iba a reuniones con su progenitor y, por tal motivo, conocía los rostros de los demás hampones.

En las diligencias investigativas actuaron el Departamento de Casos Especiales, las autoridades policiales de la Jefatura Departamental de Moreno, la Dirección Departamental de Investigaciones de Moreno – General Rodríguez, la D.D.I. de Luján y el Grupo Halcón.

Intervinieron en la causa, que fue caratulada “Doble Homicidio”, la Unidad Funcional N° 4 y el doctor Gabriel Alberto Castro, titular del Juzgado de Garantías N° 2, de los tribunales de Moreno – General Rodríguez.

Ver más productos

Santa Inés, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Inés

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos