La gendermería interceptó un auto en el que circulaba una pareja boliviana que provenía de la localidad jujeña de Libertador General San Martín a la de Pinto, en Santiago del Estero. 

En primer lugar, los uniformados notaron, al interrogar a la pareja, respuestas dubitativas y contradictorias, lo que derivó en una minuciosa inspección del rodado. 

El procedimiento fue realizado este martes por efectivos del Escuadrón Salta de Gendarmería Nacional, en el marco de operativo de control vehicular, informaron fuentes de la fuerza. 

En ese marco, los gendarmes hallaron anomalías en el sector del torpedo del auto, por lo que, ante testigos, desarmaron las partes del vehículos y extrajeron 51 envoltorios del tipo “ladrillo” que contenían una sustancia polvorienta blancuzca.