Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Autoridades policiales de la Dirección Departamental de Investigaciones de Avellaneda-Lanús lograron detener a uno de los delincuentes más buscados de Argentina, quien es sospechoso de haber torturado, hasta la muerte, a un acaudalado empresario ganadero y yerbatero, de 74 años, para robarle una importante suma de dinero.

El tremendo crimen se registró en 2015, en Corrientes, y el peligroso individuo fue apresado en la localidad bonaerense de Villa Fiorito, en el partido de Lomas de Zamora.

Los voceros del departamento judicial de Lomas de Zamora revelaron que el prófugo, identificado como Félix Amadeo Rosales, de 54 años, es conocido con el apodo de El Porteño y era buscado por estar sindicado como el autor material de la muerte de Héctor Aníbal Sartori.

Rosales, quien afirmaba desempeñarse como pintor, fue seguido por dichos servidores públicos luego de que abandonara, en un Fiat Siena rojo, patente KVS 928, una finca situada en Tagle al 4000, en Villa Caraza, en el partido de Lanús, en el sur del conurbano provincial.

De acuerdo con lo manifestado por los informantes, en Recondo al 200, en Villa Fiorito, los pesquisas interceptaron al malviviente, quien tenía pedido de captura internacional y que figuraba en la lista de personas buscadas por los funcionarios de Interpol.

Masacrado y atado

Según las hipótesis de la Justicia, Rosales sería el asaltante que golpeó en el rostro, con una llave francesa, al septuagenario mientras era mantenido atado con un pedazo de alambre a un poste de madera, en el interior de la estancia El Quebracho, ubicada en Ruta Nacional 123, en la localidad correntina de Felipe Yofre, en el departamento de Mercedes.

El horrendo crimen ocurrió el 6 de diciembre de 2015 y el cadáver ensangrentado del anciano apareció amordazado. Rosales, junto con otros ladrones, creía que Sartori guardaba 10.000.000 de pesos.