Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Como saldo de un procedimiento que se realizó en la localidad bonaerense de Villa Ballester Oeste, en el partido de San Martín, los pesquisas policiales detuvieron preventivamente a una anciana, de 72 años, a quien le incautaron una ametralladora, numerosas municiones y hasta una prensa utlizada para la recarga de cartuchos. La Justicia investiga el suceso, a la vez que procura establecer el origen y la finalidad de los diferentes objetos secuestrados.

Al respecto, los voceros de los tribunales de San Martín revelaron a cronica.com.ar que la septuagenaria fue apresada luego de un allanamiento que se llevó adelante en una finca situada en Carlos Benielli al 3700, en el citado distrito, a la que servidores públicos de la comisaría de Villa Ballester Oeste (9a de San Martín) tuvieron que ingresar a raíz de una denuncia formulada por vecinos de la zona, quienes dijeron que en la mencionada vivienda se guardaban armas de fuego.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, estos investigadores revisaron el inmueble, oportunidad en la que hallaron una ametralladora Ingram, 2 cargadores para la misma, otros 2 usados en pistolas 11.25 y 34 balas de este calibre, 85 cartuchos para armamento 7.65, otros 12 para revólveres 38, un total de 66 municiones destinadas a pistolas 9 milímetros y 25 para escopetas 12.70, un total de 2.367 vainas servidas y también una prensa usada en la recarga manual de cartuchos.

Versiones sostienen que la señora es viuda y que el armamento que se buscaba habría sido propidad de su difunto marido. 

Sin embargo un detalle que llamó poderosamente la atención de los policías de la comisaría fue la gran cantidad de municiones que había en la casa y la carencia de armas para estos calibres, lo que señalaría que en el interior de la vivienda habría existido más armamento.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Tenencia ilegal de arma de guerra y acopio de municiones”, el Juzgado de Garantías N° 3 del departamento judicial de San Martín.