La Policía de la Ciudad detuvo a cuatro ladrones en el barrio de Constitución, que atacaban a sus víctimas en banda, en una modalidad conocida como piraña.

La División Investigaciones Subte de la Policía de la Ciudad recibió la orden del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 50, a cargo de Stella Maris Fernández, para dar con el paradero de un hombre y una mujer por un hecho caratulado como "robo en poblado y en banda".

El personal policial se desplegó en inmediaciones de la estación Constitución, así como también en hoteles de la zona donde se los habría visto a ambos individuos.

Gracias al despliegue y trabajo de investigación de los agentes, los sospechosos fueron encontrados en la calle Pavón entre Salta y Santiago del Estero.

Los oficiales pudieron corroborar que los nombres y alias con los que los buscaban eran falsos, debido a la gran cantidad de veces que habían cometido este tipo de robos.

La banda de la que formaban parte los detenidos se destacaba por utilizar un "señalador", que marcaba a la víctima y lo distraía y/o conducía hasta ser cercada por el resto de los delincuentes que sorpresivamente lo golpeaban y mientras estaba en el piso le robaban sus pertenencias.

Los dos buscados eran protegidos por tres personas más, pero ninguno se opuso a la identificación y detención correspondiente ordenada por el Juzgado interventor.

Luego de dar aviso de las actuaciones llevadas a cabo, los detenidos fueron trasladados a la Comisaría Comunal 2 de la Policía de la Ciudad donde también fue alojado el hombre con pedido de captura.

Las tareas de investigación continuaron montándose despliegue territorial en la zona, así fue como los agentes pudieron observar a un grupo de jóvenes que se agrupaban en torno de un hombre y una mujer que transitaba por la calle Pavón con la clara intención de asaltarlos.

Con el propósito de preservar la integridad de las posibles víctimas los oficiales procedieron a intervenir identificándose como personal policial mostrando sus credenciales.

De inmediato interceptaron a las cuatro personas implicadas, quienes fueron requisados para descartar que estuvieran armados.

Luego de identificarlos se consultó si alguno de ellos tenía antecedentes o algún tipo de impedimento. Los operadores indicaron que uno de ellos contaba con pedido de captura vigente. Por tal motivo, se dio aviso al juzgado correspondiente quien ordenó la inmediata detención del imputado.

Tras labrar el certificado de detención en presencia de testigos, se efectuó el traslado a la dependencia policial.