Siete individuos fueron detenidos por los efectivos policiales y de la Gendarmería Nacional Argentina (G.N.A.), al estar sindicados de haber sido los responsables del audaz robo comando de un cargamento de 67 pistolas Bersa, ocurrido en agosto pasado, en el oeste del Gran Buenos Aires. Uno de los apresados es el líder de la banda de ladrones y se estableció era uno de los encargados del sector de depósitos de la fábrica de la que procedían las armas de fuego sustraídas.

Los voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que el líder de la gavilla, que reside en la localidad bonaerense de Parque San Martín, en el partido de Merlo, resultó capturado por los pesquisas al cabo de un operativo que se concretó en la misma planta de fabricación de armamento, situada en Magallanes al 700, en Ramos Mejía.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, la identidad de los miembros del grupo de asaltantes comenzó a descubrirse luego de que un Chevrolet Corsa gris, que había sido utilizado para consumar el ilícito, apareció chocado a las 11 del 29 de agosto pasado en la zona bonaerense de Chascomús.

Peritos de la Policía Científica revisaron el coche, dominio ENF 996, hallándose huellas dactilares en el habitáculo de ese vehículo, que posibilitaron identificar a parte de los malvivientes.

Gracias a estos datos, los servidores públicos destinados en la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de La Matanza y los gendarmes realizaron numerosas diligencias, que permitieron arrestar a los marginales.

Tal como se publicó en su momento, el robo fue consumado en horas de la mañana del 10 de agosto de este año cuando las 67 pistolas Bersa (de calibres 22 largo, 9 milímetros y 3.80), eran transportadas, dentro de ocho cajas, en una camioneta Mercedes Benz Sprinter blanca, patente AB537ZU, que era conducida por un trabajador de dicha empresa, llamado Angel David, de 49 años.

Al arribar al cruce de Alvear y 25 de Mayo, en Ramos Mejía, aparecieron en escena dos individuos armados, quienes se desplazaban en el Chevrolet Corsa y que redujeron por la fuerza al chofer de la camioneta, diciéndole: “No te hagas matar y mirá para abajo, David”.

Con rapidez, los hampones se apoderaron de las cajas con las pistolas y, posteriormente, huyeron en el mencionado automóvil.

Intervinieron en la causa, que fue caratulada “Robo calificado por tratarse de mercadería en tránsito”, el doctor José Luis Maroto, fiscal de la Unidad Funcional N° 13, y el Juzgado de Garantías N° 5.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy