Gracias a un allanamiento que se realizó en la localidad bonaerense de Temperley, un marginal fue capturado por los efectivos policiales debido a que agredió a balazos a un hombre, de 42 años, quien le reclamó porque había participado en un robo sufrido por su esposa y sus dos hijos.

Los voceros del departamento judicial de Lomas de Zamora revelaron a cronica.com.ar que el delincuente, de 35 años y conocido como Andy, resultó apresado por los integrantes de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de Quilmes, al ser sorprendido en la finca de un grupo de amigos, situada en el cruce de Chubut y La Calandria, en el barrio San José, en jurisdicción de Temperley.

En poder del malviviente se incautó un revólver Taurus 32 largo.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los hechos comenzaron durante la noche del 23 de septiembre pasado, cuando varios ladrones sustrajeron distintos objetos de valor de una casa ubicada en calle El Picaflor al 500, en esa misma zona, oportunidad en la que se hallaban en dicho domicilio una mujer, de 40 años, y sus dos hijos (una joven, de 19, y un adolescente, de 14).

Trascendió que el jefe de la familia asaltada, de 42 años, fue informado por vecinos de que uno de los maleantes implicados en ese ilícito había sido Andy, a quien se lo conocía en el barrio, al ser responsable de otros asaltos.

Por este motivo, el hombre concurrió a increpar por este robo al mencionado delincuente, quien resolvió atacarlo mediante el uso de un arma de fuego, con la que le efectuó dos disparos en los pies.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Robo agravado y abuso de armas”, la Unidad Funcional N° 6 de los tribunales lomenses.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy