Siete integrantes de una banda de narcotraficantes que vendían drogas en fiestas electrónicas fueron detenidos por los funcionarios policiales luego de 12 allanamientos que se realizaron en el sur del Conurbano. La organización era liderada por una pareja de personal trainers. El grupo comercializaba pastillas de éxtasis, LSD, cocaína rosa, ketamina y marihuana.

Voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que los jefes de la banda eran un individuo de 29 años y su novia, una joven de 25, quienes trabajaban como personal trainers. Estos implicados fueron apresados e igual suerte corrieron un DJ de 25 años, un RR.PP. de 38, y otros tres individuos, de 33, 27 y 20. 

De acuerdo a lo señalado por los informantes, las diligencias estuvieron a cargo de los efectivos destinados en la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de Quilmes, quienes concretaron cinco requisas en Berazategui, cuatro en Florencio Varela, una en el barrio Don Orione de Claypole, otra en Ezpeleta y la restante en Lomas de Zamora.

Además, se efectuó un procedimiento callejero en el cruce del Camino General Belgrano y Martinto, en la localidad de Monte Chingolo. Trascendió que los agentes incautaron numerosas pastillas de éxtasis, sobres y frascos con ketamina, marihuana, plantas y cogollos de cannabis sativa, cocaína rosa (conocida como tusi), una balanza de precisión, notebooks, celulares, parlantes, consolas, electrodomésticos, un cuaderno con anotaciones, 88.550 pesos, 400 dólares, un Chevrolet Astra gris ploteado y dos VW Gol.

Algunas de las pastillas de éxtasis que se incautaron en el sumario judicial.

En el expediente penal, abierto el 30 de diciembre de 2020, se comprobó que los involucrados vendían las sustancias ilegales en fiestas electrónicas, que comenzaban en las primeras horas de la mañana de los domingos (a la salida de los boliches bailables) y que finalizaban en la noche del mismo día, y a las que concurrían apróximadamente 500 personas.

Estas reuniones, en 2020 y a raíz de la pandemia de Covid-19, eran concretadas en forma clandestina, pero meses después empezaron a ser promocionadas por los acusados en diversas redes sociales.

Funcionarios de la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado (DAJuDeCO) se ocuparon de llevar a cabo las escuchas telefónicas de las actividades de los sospechosos. 

Intervino en la causa, que fue caratulada “Comercialización agravada de estupefacientes”, el doctor Luis Antonio Armella, titular del Juzgado Federal de Quilmes.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios