La víctima murió a las pocas horas de ser trasladado al hospital Municipal.

Un policía retirado fue asesinado esta madrugada de cinco puñaladas por dos hombres a los que quiso identificar por haberlos considerado sospechosos, en un camino rural de la localidad bonaerense de Carlos Keen, partido de Luján, informaron fuentes policiales.

Todo comenzó cuando la víctima, identificada como Héctor Erbacci (61), un ex policía que se había desempeñado en la zona, circulaba en su camioneta alrededor de las 3 de la madrugada por un camino vecinal sin identificación ni numeración conocido como "real" y observó a dos personas que caminaban en actitud sospechosa, en el citado distrito del oeste de la provincia de Buenos Aires

Fue entonces que Erbacci llamó al 911 para pedir apoyo para identificar a los dos hombres, a pesar de no pertenecer más a la fuerza, y luego, en circunstancias que aún se investigan, fue atacado a puñaladas por los mismos.

Es que, según informaron fuentes policiales, no se había podido determinar si Erbacci intentó identificar por su cuenta a los sospechosos sin esperar la llegada del móvil de apoyo, o si fue abordado por ellos en su camioneta.

Minutos después del ataque llegaron al lugar del hecho los efectivos policiales que fueron contactados luego de la llamada al 911, quienes encontraron a Erbacci tirado en el suelo y gravemente herido, por lo que de inmediato lo trasladaron al hospital Municipal de la zona.

La víctima ingresó al centro de salud y, pese a ser intervenido quirúrgicamente, murió a las pocas horas producto de la gravedad de las cinco heridas de arma blanca recibidas en región intercostal, tórax y cuello.

En tanto, los atacantes escaparon del lugar en la camioneta de Erbacci, que fue encontrada abandonada esta mañana en otro camino vecinal de la localidad del oeste bonaerense, y eran intensamente buscados por efectivos de la comisaría Luján 1ra.

El lugar en donde Erbacci fue asesinado es un camino "netamente rural", que no cuenta con cámaras de seguridad ni luminarias, motivo que dificultaba la investigación y la búsqueda de los atacantes, señalaron fuentes policiales.

Interviene en la causa la fiscal María Laura Cordiviola, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada 9 de Luján, perteneciente al Departamento Judicial Mercedes.