Funcionarios judiciales que investigan la muerte de Alejandro Fernández, el capitán de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y, a su vez, mecánico de vehículos, determinaron que el hombre, de 52 años, fue asesinado de un balazo en la cabeza por ladrones, quienes le habrían robado la suma de 200.000 pesos. El episodio se descubrió ayer dentro de un taller de reparación de rodados, en la localidad bonaerense de Tolosa, en el partido de La Plata, y en un comienzo se creyó que el oficial había sufrido un accidente de trabajo. Se sospecha que los homicidas tuvieron apoyo de “un entregador”.

Los voceros del departamento judicial platense revelaron a cronica.com.ar que la víctima presentaba un certero impacto de arma de fuego en la región del cráneo, mientras que se procura determinar si los criminales huyeron tras robarle 200.000 pesos, que, aparentemente, Fernández tenía para pagarle a sus proveedores.

De acuerdo a lo señalado por los informantes, el capitán se desempeñaba en la comisaría de Ringuelet (11ª de La Plata) y, en sus horas de franco, trabajaba como mecánico.

En las últimas horas de la tarde de la víspera, los uniformados del Comando Patrulla (C.P.) de La Plata recibieron un denuncia formulada por los familiares de Fernández, quienes aseguraban que el capitán había padecido un accidente, en el interior del taller mecánico en el que llevaba a cabo reparaciones, situado en Camino General Belgrano, entre 525 y 526, en el citado distrito.

Trascendió que dichos pesquisas localizaron el cuerpo sin vida del oficial, que yacía dentro de la fosa, con parte de un motor y baterías sobre el cadáver.

Intervino en la causa la doctora María Cecilia Corfield, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 11 de los tribunales platenses, quien resolvió convocar a los integrantes del área de Casos Especiales de la Policía Científica de la Provincia de Buenos Aires, para la realización de una serie de diligencias en el taller mecánico.

Gracias a las pericias, finalmente se logró establecer la existencia de un ilícito, descartándose la hipótesis original de un accidente.

Servidores públicos de la comisaría de Tolosa (6ª de La Plata) concretan diferentes procedimientos para averiguar el paradero de los criminales, en tanto se presume que la víctima del asalto habría sido “entregada” por alguno de sus allegados.

Fernández era muy apreciado por sus vecinos, debido a que había tenido diversas acciones heroicas en las que salvó a muchas personas, durante la famosa inundación que, en abril de 2013, azotó a la ciudad de La Plata.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy