Los fiscales que investigan la muerte de Natacha Jaitt se reunirán esta tarde con los peritos oficiales y de parte para definir las fechas de las pericias pendientes en el marco de la causa, que se realizarán en los laboratorios y la Asesoría Pericial del Ministerio Público Fiscal.

Voceros judiciales informaron los fiscales Sebastián Fitipaldi y Diego Callegari resolvieron que los estudios se realicen en dependencias del Ministerio Público, algunos en un laboratorio situado en la localidad bonaerense de Munro, y los ADN posiblemente en otro de la ciudad de Junín.

Los estudios pendientes son los toxicológicos, que se realizarán sobre las muestras de sangre y orina de Jaitt y de los cinco testigos que estaban en el salón Xanadú de Benavídez cuando murió, y los anatomopatológicos, sobre los tejidos y vísceras extraídas de la autopsia para confirmar la causa de muerte.

LEÉ TAMBIÉN: El emotivo mensaje de la hija de Natacha Jaitt en Instagram

También restan los peritajes genéticos, en los que se analizarán los hisopados tomados a la víctima debajo de las uñas y en la zona genital, en este caso para ver si hay semen, y buscarán ADN en muestras levantadas de distintos objetos obtenidos en la escena, como vasos y colillas de cigarrillos.

En tanto, los fiscales continúan analizando las imágenes tomadas por las 12 cámaras de seguridad instaladas en el salón de eventos Xanadú con el fin de reconstruir los movimientos de Jaitt previos a su muerte.

Los voceros informaron que la única que muestra a Jaitt en una supuesta maniobra de ingesta de cocaína es la cámara número 10, que alcanzó a registrarla agachada sobre una mesada de la antesala del baño que hay en la planta alta de ese salón y que está junto a la habitación donde luego murió.

LEÉ TAMBIÉN: Ex jefe de la Bonaerense, perito de la familia de Natacha Jaitt

Según las fuentes, esa cámara -ubicada en la planta alta- enfoca a un pasillo que da a la puerta de una antesala que quedó abierta, momento en que se ve a Jaitt por el reflejo de un espejo.

Sobre la otra mesada que hay en la planta baja de Xanadú, sobre la cual algunos de los testigos dijeron que se armaron líneas de cocaína para el consumo de los invitados, los voceros dijeron que no hay imágenes, ya que allí no apuntan las cámaras, es "uno de los puntos ciegos".