Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.a. 

Como saldo de tres allanamientos que se concretaron en el oeste del conurbano bonaerense, los investigadores consiguieron desarticular un enorme desarmadero de vehículos robados, oportunidad en la que apresaron a cuatro individuos.

Por su parte, los funcionarios de la Justicia resolvieron procesar a un octogenario y también a dos efectivos policiales, ya que se cree que se encontraban ligados a las actividades de la banda de marginales, quienes actuaban tanto en la Capital como en diversas zonas del Gran Buenos Aires.

Voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que los sujetos, de 60, 55, 39 y 35 años, fueron apresados luego de una serie de diligencias realizadas días pasados en jurisdicción de la localidad de Virrey del Pino por los pesquisas policiales destinados en la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de la zona.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los servidores públicos incautaron un total de siete vehículos sustraídos (un Toyota Yaris, dos Fiat Duna, un Peugeot 505, un VW Gol, un Peugeot 206 y un Land Rover).

A su vez, los uniformados, a cargo de llevar a cabo los procedimientos, secuestraron numerosas autopartes (entre ellas 160 puertas,100 tapas de baúl, 50 tapas de cilindros, 40 cajas de velocidad, 90 amortiguadores, 60 radiadores, 40 compresores de aire, 40 alternadores, 40 burros de arranque, 50 cigüeñales, 30 selectores, 40 discos de embrague, 20 caños de escapes, 48 guardabarros, 50 parasoles, 55 lunetas traseras, 30 torpedos, 15 trozos de carrocerías desguazadas, 48 ruedas, 25 ejes traseros, plásticos y artefactos eléctricos), como también dos pistolas nueve milímetros, igual cifra de revólveres 32 largo, una escopeta 12.70 carente tanto de marca como de numeración y gran cantidad de municiones de diferentes calibres.

Mientras tanto se logró comprobar, al cotejar las distintas numeraciones, que las mencionadas unidades habían sido robadas en los partidos de Lomas de Zamora, La Matanza y San Martín, y también en el ámbito capitalino.

Trascendió que la Justicia decidió procesar en este mismo expediente a un anciano, de 80 años, a un integrante de la Policía de la Ciudad y a un miembro de la Unidad de Policía de Prevención Local (U.P.P.L.), debido a que se sospecha que estaban ligados o bien tenían conocimiento de las actividades que eran desarrolladas por esta organización de malvivientes.

Intervinieron en la causa la Unidad Funcional N° 2 de Gregorio de Laferrere y el Juzgado de Garantías N° 3, ambos pertenecientes a los tribunales locales.