El hombre fue detenido este lunes en el barrio de Floresta por una brigada policial que accedió al lugar, tras la denuncia de vecinos que vieron los hechos desde las ventanas de los edificios contiguos.

Desnudo, le pegaba a la mujer y las hijas en una terraza hasta que alertada por vecinos la policía logró acceder y reducirlo.

Los gritos de las niñas alertaron a las personas de viviendas linderas. A partir de ello los vecinos empezaron a amenazarlo y desafiarlo desde sus propios edificios intentando que pare. Mientras alertaron a la policía.

El cuerpo policial llegó al lugar en cinco móviles, seis uniformados tuvieron que derribar la medianera y luego luchar a brazo partido contra el individuo que se resistió con violencia.

 Testigos de los hechos relataron que vieron cómo el  protagonista de ese hecho de violencia de género golpeaba a las  criaturas cabeza con cabeza y las introducía en una pileta de lona.

Dentro del inmueble de la avenida Rivadavia 8036 de esta  Capital, el hombre gritaba desencajado: “quiero coger a mi mujer,  quiero violarla”.

En la puerta se congregaron vecinos con intenciones de hacer  justicia por mano propia, pero finalmente la policía consiguió  sacarlo hacia una ambulancia del SAME.