Se conocieron detalles escalofriantes en el homicidio de la nena de ocho años que fue violada y asfixiada en su vivienda familiar, en la localidad bonaerense de Zárate. Por el caso, descubierto ayer, los funcionarios de la Justicia resolvieron detener a un hermanastro de la víctima, de 15, quien se encuentra sindicado de haber sido el principal responsable del asesinato.

Los voceros del departamento judicial de Zárate - Campana revelaron a cronica.com.ar que se logró comprobar que la víctima tenía marcas de ataduras en las manos y los pies.

A raíz de ese motivo, se cree que el agresor redujo a la pequeña, atándola, para de esta manera consumar el ultraje, en el interior de la finca en la que residían, situada en Esteban Echeverría al 1400, casi en el cruce con Juan José Paso, en el citado distrito, en el norte de la provincia de Buenos Aires.

Uniformados de la Prefectura Naval Argentina (P.N.A.) arribaron primeramente al escenario del episodio y después un médico estableció que la menor estaba fallecida, aunque se creyó en un comienzo que se había ahogado mientras comía una galletita.

El cadáver fue descubierto en horas de la mañana de la víspera y la madre de la pequeña, de 42 años, señaló que ella trabajaba de noche y que la niña había quedado al cuidado de su hermanastro.

Como consecuencia de la confusa situación, se abrió un expediente, caratulado “Averiguación de causales de muerte”, con intervención del doctor Pablo Enrique Aráoz, de la Unidad Funcional N° 7 de Zárate - Campana.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los peritos de la Delegación Zárate - Campana de la Policía Científica determinaron, en la operación de autopsia, que la criatura presentaba signos de haber sido sometida sexualmente y que la causa del deceso había sido una asfixia mecánica.

Trascendió que los integrantes de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de Zárate - Campana localizaron una cámara de seguridad, instalada a pocos metros de la casa de la menor, y comprobaron que a las 23.30 del martes pasado la pequeña había concurrido a un kiosco del vecindario, donde, tal lo afirmado en el sumario por el propietario del comercio, compró un paquete de cigarrillos para su hermanastro.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Abuso sexual con acceso carnal seguido de muerte”, el doctor Fernando Diego Martín Reinas, titular de la Fiscalía de Responsabilidad Penal Juvenil N° 2 de los tribunales de Zárate - Campana, quien habría de resolver que el sospechoso sea alojado, preventivamente, en un centro de contención destinado a menores.

Hasta el momento se desconoce si el adolescente mató a la víctima para impedir que lo delatara o si la nena se asfixió cuando le habrían tapado el rostro mientras era violada. 

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy