Dos docentes de un jardín maternal de la capital jujeña fueron detenidos e imputados por el presunto abuso sexual de una niña de tres años. El caso del presunto abuso provocó que los padres de otros niños abandonaran la institución.

Los dos hombres, que fueron denunciados por los padres de la niña el pasado 20 de abril, fueron detenidos en el marco de las pruebas obtenidas en las primeras investigaciones del caso.


El titular de Unidad Fiscal de Investigación Penal Preparatoria de Alto Comedero, Leonardo Zazzali, decidió imputar a los docentes tras analizar la declaración bajo el sistema de Cámara Gessel de la niña. Además de otras testimoniales y la presentación de pruebas.

Los educadores fueron imputados como supuestos autores del delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado por la educación o guarda”.

La denuncia tomó estado público el pasado martes cuando los padres de la víctima relataron la situación en los medios de comunicación local, al tiempo que advirtieron que no sería el único hecho de abuso en la institución escolar ubicada en el barrio Alto Comedero.


Los padres de la niña se dieron cuenta de una situación de abuso cuando su hija se negaba asistir al jardín maternal al apuntar contra los maestros, quienes, dijo, en diversas ocasiones acudían a “tocarla”.

La madre de la víctima señaló que a esa aula solo asistían siete niños de la misma edad.