Lo detuvieron mientras esperaba la resolución a un pedido de exención. 

Rubén Carrazzone quedó detenido por el femicidio de su mujer, Stella Maris Sequeira, desaparecida desde el 29 de diciembre de 2016, luego de que el fiscal de la causa solicitara su arresto e indagatoria y el juez rechazara un pedido de exención de prisión presentado esta mañana por su defensa.

En la puerta de los Tribunales Federales de Lomas de Zamora, y cuando daba algunas entrevistas a la prensa, Carrazzone (62) fue detenido por efectivos de la Delegación de Investigaciones de ese distrito, que lo subieron a un auto y lo trasladaron a esa dependencia, donde permanecerá alojado hasta su indagatoria, prevista para mañana.

Fuentes judiciales informaron que la detención fue ordenada por el juez Federal Alberto Santamarina, quien rechazó un pedido de exención de prisión presentado a primera hora de este martes por el defensor de Carrazzone, Leonel Martínez Herrero.

Al ver a los efectivos, Carrazzone se mostró sorprendido, ya que contaba con poder apelar el rechazo de la exención de prisión ante la Cámara Federal antes de ir preso.

El requerimiento había sido rechazado antes por el fiscal federal 1 de Lomas de Zamora, Leonel Gómez Barbella, quien este lunes, tras más de un año y dos meses de investigación, solicitó la detención e indagatoria del abogado por el delito de homicidio doblemente agravado por el vínculo y por medir violencia de género.

Para el fiscal, existen en esa instancia del proceso elementos para creer que Carrazzone mató a su esposa el mismo día de su desaparición, el 29 de diciembre de 2016, en su casa del barrio El Ombú, del partido bonaerense de Ezeiza, tras lo cual se deshizo del cuerpo e ideó un plan para simular el secuestro extorsivo de la mujer.

En base a declaraciones de testigos, Gómez Barbella cree que el  penalista era violento con su mujer y que su asesinato estuvo motivado en que Sequeira (60) iba a denunciar "chanchullos"  cometidos por él, además de que planeaba dejarlo al descubrir que supuestamente mantenía una relación sentimental con otra mujer, que había sido socia de ella.

Para el fiscal el hecho de no haber encontrado el cuerpo de Sequeira no implica que no haya evidencia de que fue asesinada y por ese motivo imputó a Carrazzone de femicidio.

En tanto, tras ser notificado del pedido de Gómez Barbella, Carrazzone designó como defensor en la causa a Martínez Herrero, quien hoy pidió su exención de prisión por considerar que detenerlo sería vulnerar su principio de inocencia y además porque el abogado siempre estuvo a derecho.

No obstante, y tras implantar el secreto de sumario en la causa, el juez Santamarina ordenó la detención del penalista, que era reclamada desde hacía tiempo por la abogada que representa a la hija de Sequeira, Raquel Hermida Leyenda.

"Esto es un femicidio y el único responsable es Carrazzone"

La abogada que representa a la familia de Stella Maris Sequeira, pareja del penalista Rubén Carrazzone, aseguró que la mujer fue víctima de un "femicidio" y que el "único responsable" es el abogado. 

"Esto es un femicidio y el único responsable es Carrazzone", expresó la abogada Raquel Hermida Leyenda, quien representa como querellante en la causa a la hija de Sequeira (60), Solange Ponzo.

Para la abogada, Carrazzone (62) fue el "autor material e intelectual" del hecho, aunque "contó con la colaboración de otras dos personas, una afectivamente vinculada a él y otra relacionada a su conocimiento de cómo deshacerse del cuerpo".

Hermida Leyenda aseguró que desde que declararon en la causa una hermana y una amiga de Sequeira supieron que Stella había sido asesinada, lo que cree que sucedió "en el dormitorio de su propia casa y el mismo día que desapareció".

"Creemos que este hecho fue programando aproximadamente desde el  18 de diciembre (de 2016), cuando ella lo empezó a amenazar con deschavar los chanchullos que él hacía", agregó la querellante en declaraciones a C5N.

Según Hermida Leyenda hay "pruebas concretas" de dónde se cometió el asesinato: "Hay cosas y tenemos elementos concretos. Sabemos que lo hizo el mismo día que Stella desapareció y luego estuvo entretenido inventando la temática del secuestro extorsivo". 

Es que Carrazzone denunció el 1 de enero de 2017 que había recibido llamados extorsivos en los que supuestos secuestradores le habían exigido 80.000 dólares por la liberación de su mujer.

Esa hipótesis se fue desvirtuando con el correr de la pesquisa cuando fue detenido el supuesto autor de esos llamados, Miguel Ángel Franco, un ex cliente de Carrazzone que terminó por confesar que los había realizado a cambio de una suma de dinero que éste le ofreció. Franco estuvo casi nueve meses detenido y luego fue sobreseído en esta causa.