Gracias a un operativo que se realizó en el delta de Tigre, en el norte de la provincia de Buenos Aires, los efectivos policiales lograron detener a un individuo, de 59 años, quien era buscado por haber violado, en reiteradas oportunidades, a las tres nietas de su ex novia. Los abusos sexuales que sufrieron las víctimas ocurrieron en el partido bonaerense de Pilar.

Voceros del departamento judicial de San Isidro revelaron a cronica.com.ar que el sospechoso, de 59 años, fue apresado al ser localizado por los uniformados en un predio situado en el denominado arroyo Caraguatá.

De acuerdo a lo agregado por los informantes, las diligencias estuvieron a cargo de los pesquisas de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de Zárate - Campana y de los integrantes del destacamento Río Carapachay perteneciente al Cuerpo de Islas de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

Trascendió que esta denuncia había sido formulada en 2018 por una asistente social de la Dirección de la Niñez del partido de Escobar, aunque se alcanzó a comprobar que las damnificadas habían sido sometidas sexualmente por el acusado en Pilar.

Se estableció que, al año siguiente, el violador se dio a la fuga, luego de conocer que había un expediente penal abierto en su contra.

En la actualidad, las tres víctimas tienen entre 15 y 17 años, determinándose que la mayor de ellas había empezado a soportar esos ultrajes cuando tenía 5 años.

Aparentemente la abuela de estas chicas sabía la odisea que tenían que padecer sus nietas, pero nunca delató a su pareja, debido a que le tenía miedo.

Intervinieron en la causa, que fue caratulada “Abuso sexual gravemente ultrajante”, el doctor Manuel Cayuela, fiscal de la Unidad Temática de Violencia de Género de Pilar, y el magistrado Nicolás Ramón Ceballos, titular del Juzgado de Garantías N° 6, ambos correspondientes a los tribunales de San Isidro. 

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy