Un hombre está siendo investigado por el crimen de su madre, su hija y su hermano. La fiscal de San Nicolás que investiga al presunto autor del triple homicidio, Pablo Damián Grottini, aseguró hoy que la búsqueda que el imputado hizo en Internet en torno a "cómo causar una muerte a una persona" fue el elemento central por el que pidió su detención.

A partir de los hallazgos en sus teléfonos y computadoras, la hipótesis es que pudo haberles inyectado "aire" por la vía del suero para causarles un infarto.

La fiscal Belén Baños afirmó  que los hallazgos sobre "la búsqueda repetitiva" que entre 2019 y los días anteriores al fallecimiento de su madre hizo en la web Grottini (42).

"La búsqueda versa sobre cómo dar muerte a una persona a partir de la introducción de algo en las venas. 'Qué pasa si inyecto aire en las venas', 'qué medicamento se puede tomar para causar la muerte', 'cuánto después de introducir aire se produce el infarto' y búsquedas similares", mencionó Baños.



Baños explicó que la causa se inició el sábado pasado a la madrugada a partir de un llamado de una médica de guardia del Hospital San Felipe de San Nicolás que le informó " una muerte dudosa, no sólo por lo imprevista sino por determinadas circunstancias como ser el suero pinchado por una aguja, una ampolla abierta que no se correspondían con las que suministran en el hospital y el hecho de que (la víctima) había estado sola al cuidado de su hijo en un box".

"Hablamos de una señora que entró con un leve malestar y en pocas horas falleció de un paro cardiorrespiratorio", dijo sobre la muerte de Teresita Di Martino (61), madre del acusado.

Señaló que al tomarle declaración a los médicos, todos recordaban a Grottini no solo porque trabajaba en una empresa funeraria y frecuentaba el hospital, sino porque e n ese mismo centro médico había fallecido su hija el año anterior.

" Todos, no solo recordaban los hechos porque fueron personas sanas que fallecieron en forma repentina, sino que recordaban al imputado y todos hicieron referencias a actitudes extrañas", comentó.

Al referirse a ellas, detalló: "Una excesiva inquietud cuando el cuadro de los pacientes era leve, una insistencia por permanecer solo al cuidado del paciente y el dato del suero. Todos los pacientes tenían el suero colocado y habían estado en soledad en contacto con el imputado".

" La manguerita del suero de la madre estaba pinchada. Del hermano que fue en 2019 se puede sospechar que algo similar haya pasado, pero nadie recuerda que haya sido alterada o pinchada la vía. Sí, en el caso de la hija, tanto la enfermera como la médica recuerdan una situación relativa al suero que estaba manipulado, que él llamó para dar aviso de esa circunstancia y que las sábanas estaban mojadas", explicó la fiscal.

Grottini y las tres víctimas vivían juntos en el mismo domicilio de la localidad de Villa General Savio, partido de Ramallo.

Tanto el resto de la la familia como los vecinos "no lo puede creer", "están consternadas" y que recién ahora algunos vecinos recuerdan algunas actitudes sospechosas.

"Es una persona amable, servicial, así lo describen", comentó la funcionaria judicial, quien luego confirmó que Grottini "trabajaba en una empresa funeraria y también es ministro de culto de la Iglesia católica".


Consultada sobre el posible móvil del triple crimen que le imputó, la fiscal contestó: "No se puede determinar en este momento. Eso se determinará, si es posible, a partir del análisis de la historia de vida del imputado y el diálogo con vecinos y familia".

Los análisis complementarios a la autopsia de la madre serán clave para confirmar, tal como sospecha la Justicia, si el imputado le inyectó aire u alguna droga por el suero para provocarle un paro cardíaco.

Se trata del único cadáver con el que se cuenta en esta investigación penal, ya que los otros dos cuerpos, el de su hermano Gabriel (32), fallecido en 2019, y a su hija Ailen (10), muerta en 2021, ya fueron cremados. La fiscal se hizo presente en el cementerio porque una versión dice que la nena podría estar enterrada con su abuelo que murió en un accidente.

Sobre el descargo que hizo ayer al ampliar su indagatoria, Baños comentó: " Él lo que hizo fue relatar cómo fueron cada una de las muertes, prácticamente una reproducción de lo que reflejan las historias clínicas, pero no aceptó preguntas".

El abogado de Grottini dijo hoy que su asistido le aseguró que "no tiene nada que ver" con los crímenes y que "no entiende cómo pueden acusarlo de eso".

"Todavia no hay certeza, no tengo claro que haya un móvil, ya que no hay ningún monto económico en juego. Era una familia religiosa, católica, con buena reputación entre los vecinos", dijo el abogado Jorge Ingrata en diálogo con C5N.

Sobre las búsquedas de Google acerca de cómo hacer para causarle la muerte a una persona realizadas desde el teléfono del imputado, Ingrata manifestó que su cliente le dijo que "no las realizó" y que "si bien el móvil que se secuestra es de su propiedad, lo usaban otras personas, familiares".

 Grottini se desligó de las tres muertes e incluso, en uno de los casos, acusó a una enfermera de haber sido quien manipuló e “inyectó algo” en el suero.

En su indagatoria hizo un relato cronológico de cómo sucedieron las tres muertes, siempre desligándose de cualquier responsabilidad.


Sobre la más reciente muerte, la de su madre  explicó que todo comenzó el viernes por la noche cuando estaban “en la mesa de su casa” y la notó a ella “con dolor pecho, muy nerviosa y muy angustiada”.

La llevó al hospital y que a su madre “le hacen unos chequeos, le colocan una vía y le van a hacer una tomografía”.




“Hay un problema en el suero y viene una enfermera de pantalón a cuadritos que le dice que se había tapado, entonces esta enfermera retuerce la manguera del suero y le inyecta algo porque aún no se había destapado, que seguidamente dice esta enfermera ‘ahí se destapó’”, señala el acta de la indagatoria, a la que accedió Télam.

Grottini dijo que su mamá “empieza a respirar mal, como con un ronquido”.

Relató que ahí él se puso “nervioso”, que no le gustaba “la situación” y a las 0.20 ya del sábado llamó a la médica y le dijo que su madre “no estaba bien”.

Según el acusado, la profesiona l “llamó a los enfermeros”, le dijeron que espere afuera porque la iban a llevar al “shock room” y que le dijeron que su madre “había fallecido”.

Sobre la muerte de su hija, Ailen Grottini, quien era adoptada, tenía 10 años y retraso madurativo, contó qu e el 23 de julio de 2021 su madre le refirió que la niña tení a “un dolor en el pecho” y que ante ello él decidió llevarla al hospital San Felipe.

Dijo que la dejaron en observación en una sala, mencionó que tiene “fotos” que él mismo sacó allí de la nena “con una máscara de oxígeno”, y que a las 4 de la madrugada se quejó ante una médica que "estaba durmiendo" que nadie hacía "nada".

Narró que ahí decidieron trasladar a la niña “a terapia”, que le hicieron firmar unos papeles para un estudio y que fue la terapista quien le aconsejó que “se quede ahí”, dijo q ue fue su madre la que esa madrugada cuidó de la niña, y él se fue a su casa.

Grottini contó que su mamá le pidió que vaya “porque la nena no estaba bien” y cuando él arribó al hospital “la nena se empieza a descomponer” y que tras el arribo de "muchos médicos”, les comunicaron que su hija “ya había fallecido”, lo que motivó que él se dirigiera “a la administración reclamando por la mala atención que le habían dado”.

Cuando habló de la muerte de su hermano, Gastón Grottini (32), deportista, bañero y sin patologías previas, y que fue la primera que le imputan ocurrida el 23 de julio de 2019, en la guardia de la Clínica San Nicolás.

Explicó que ese día él no se encontraba en su casa ya que había ido a “una casa de electrodomésticos” en la ciudad de Ramallo y que desde allí, al recibir el llamado de su madre, se dirigió en su auto a la clínica.

Dijo que él llegó primero y a los diez minutos lo hicieron su madre, su tío y su hermano a quien sacó del auto tomándolo en brazos y suspendido “como un bebé”.

Recordó que, luego de unos estudios y pese a que les dijeron que lo iban a in ternar “en terapia”, lo llevaron a “una habitación privada”, y que, a la hora y media, su madre y él notaron que su hermano “estaba respirando mal”.

Afirmó que vinieron “dos o tres de la guardia”, les dijeron que esperen afuera y al rato salieron los médicos y comunicaron que su herman o “había hecho un paro y que no lo pudieron sacar”.
Crónica Policiales: todas las noticias de hoy