Un oficial de la Policía de la Ciudad fue detenido, en forma preventiva, por las autoridades, luego de haber sido denunciado por su propio padre, quien aseguró que el individuo violó a su hermanastra, de 18 años, en un suceso que habría ocurrido en el domicilio familiar, en la localidad bonaerense de Merlo.

Los voceros del departamento judicial de Morón revelaron a cronica.com.ar que el hecho se descubrió cuando un hombre, de 56 años, se comunicó al número telefónico de emergencias 911 y denunció que su hijo había sometido sexualmente a su hermanastra, en una vivienda situada en calle Fraga, en el denominado Barrio Matera, en el oeste del Gran Buenos Aires. A  raíz de este motivo, los uniformados del Comando Patrulla (C.P.) de Merlo arribaron al lugar del presunto episodio.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los funcionarios aprehendieron al individuo, de 27 años, quien se desempeña como oficial en la Policía de la Ciudad, con destino en la Comisaría Vecinal 8-C, ubicada en el barrio porteño de Villa Lugano.

En poder del muchacho, los servidores públicos incautaron su pistola reglamentaria Pietro Beretta nueve milímetros (que tenía 17 municiones en el cargador) y también un teléfono celular. Efectivos del destacamento del barrio Matera se ocupan de investigar lo ocurrido.

Según afirmó el denunciante, la víctima tiene 18 años y tanto ella como el efectivo policial son sus hijos biológicos, aunque agregó que él nunca reconoció como propio al ahora sospechoso de la violación. Trascendió que el ultraje habría sido consumado mientras el muchacho y su hermanastra dormían juntos en la misma habitación.

Autoridades de la Estación de Policía de Merlo y de la Superintendencia de Seguridad del Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) de la Zona Oeste Uno se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Abuso sexual agravado”, la Unidad Funcional N° 12 perteneciente a los tribunales de Morón. Por razones legales, no se divulgarán las identidades de las diversas personas involucradas en el episodio.

Mientras tanto, los funcionarios de la Justicia resolvieron que la joven sea sometida a una serie de pericias -físicas y psicológicas- con el objetivo de certificar la veracidad de lo narrado en el expediente penal.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios